Según Fedelonjas, 38,4% de los contratos de arrendamientos de oficinas tradicionales, durante el último mes no presentaron pago, ni acuerdo

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Un reciente informe de Co-Work Latam, consultó a más de 770 empresarios y emprendedores usuarios actuales de la marca y del mercado coworking sobre la situación actual durante la pandemia. La investigación demostró que, especialmente, las organizaciones grandes en la postpandemia buscarán descentralizar sus fuerzas de trabajo en sucursales más pequeñas y en equipos remotos en oficinas flexibles y privadas, disminuyendo los recursos que destinaban antes para pagar arriendos de alto costo en oficinas tradicionales.

LOS CONTRASTES

  • Matías MarmissolleDirector en Colombia de Co-Work Latam

    “Una de las principales reducciones se dará en el pago de arrendamientos, generando un ahorro para las empresas que, en el post-covid, buscarán flexibilidad y economía”.

  • Karen ScarpettaDirectora WeWork Colombia

    “Dada la volatilidad en la economía en torno a la coyuntura, muchas empresas están reevaluando sus necesidades inmobiliarias a largo plazo.”

Esta coyuntura, de acuerdo con el informe, haría que la mayoría de las empresas colombianas, sin importar su tamaño, bajen significativamente los costos de su operación mensual.

Según Matías Marmissolle, socio y director en Colombia de Co-Work Latam, “una de las principales reducciones se dará en el pago de arrendamientos, generando un ahorro importante para las empresas que, en el postcovid, buscarán espacios de trabajo más flexibles, económicos, seguros y que generen confianza”.

En cifras de Fedelonjas, mientras que una membresía por persona para arrendar un espacio en una oficina flexible se puede encontrar desde $300.000 + IVA el mes, el canon por 30 días de un arrendamiento para contar con un espacio donde se puedan ubicar entre dos y cinco puestos de trabajo oscila mínimo entre $2 y $4 millones en ciudades principales como Bogotá o Medellín, dependiendo la zona, sin contar con el pago de servicios públicos, aseo e internet.

Marmissolle también resaltó que este modelo de oficinas genera mayor flexibilidad, plazo de contratos más cortos para los empresarios y emprendedores, y uso de espacios de trabajo, según las nuevas dinámicas de cada negocio o compañía.

Así mismo, la investigación demuestra que, dada la coyuntura generada por la pandemia, el modelo coworking crecerá a nivel internacional hasta un 20% el próximo año, comparado con la tendencia de crecimiento que tenía antes de la covid-19.

En el período 2010-2019, la industria de las oficinas flexibles mostró un crecimiento anual promedio de 23% alcanzando cerca del 3% de penetración sobre el stock total de oficinas y con una proyección de cobertura en el mercado a 2030 del 30%. Sin embargo, ahora se estima que el modelo de oficinas flexibles a finales de 2021 podrá alcanzar un 15% de penetración en el mercado.

Finalmente, Co-Work Latam advirtió sobre el crecimiento acelerado del trabajo remoto en la pos pandemia, que se calcula aumentará un 47%.

Espacios piden ser promocionados
El regreso a las oficinas representa una gran incertidumbre para la mayoría de personas, en especial para los espacios de coworking. Por este motivo, las principales empresas de oficinas flexibles han hecho algunas solicitudes al Gobierno. Entre ellas, incentivar el uso de los espacios coworking para el sector público y privado, promover el uso de coworkings para emprendimientos, pequeñas y medianas empresas, entender a los coworkings como parte fundamental del emprendimiento del país y subsidiar monetariamente a las empresas.