El turismo ha sido la categoría más afectada por la pandemia. Pasó de representar 30% de las ventas de e-commerce a ser menos de 1%

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

En el marco del foro Blacksip: reporte de industria e-commerce en Colombia 2020, María Paula Silva, country manager de Blacksip, hizo un balance de lo que ha sido este canal de venta durante la pandemia, que, sin duda, ha sido uno de los más beneficiados.

Muestra de ello es que se espera que las ventas de e-commerce en el país alcancen los US$5.386 millones 2020, lo que significaría un aumento del 35% respecto al 2019. Sin embargo, la dinámica ha sido tan alta que muchas empresas han tenido problemas logísticos para satisfacer el gran número de pedidos.

"La demanda por el canal ha sido tanta que para las empresas ha sido un gran reto logístico. En estos ocho meses han avanzado en el fortalecimiento de sus estrategias en este frente", expresó.

El fortalecimiento en la logística también sería una gran ayuda para evitar la principal barrera de compra, que son los tiempos de despacho. Según Silva, los clientes son cada vez más exigentes y piden un servicio postventa cada vez más eficiente.

Precisamente, este servicio de despacho será clave para la temporada decembrina, la cual Silva considera va a ser muy buena, aunque los comercios estén abiertos al público, pues una de las razones que ha fortalecido el e-commerce es la posibilidad de evitar el contacto.

Frente a las categorías que más se han visto afectadas, Silva indicó que el turismo pasó de representar 30% de las ventas de e-commerce a representar menos de 1%. La estrepitosa caída también explica el porqué de la disminución del ticket promedio.

"Antes el turismo era la categoría de más peso y el ticket promedio era más alto. Ahora que cayó y subieron categorías como alimentos y ropa, el ticket promedio bajó. Esto igual iba a pasar más adelante, pues a medida en que todos los sectores se fortalecen su presencia digital y e-commerce, el ticket promedio se reajusta", explicó.

Ahora bien, otro beneficio del aumento del e-commerce ha sido la disminución del uso del efectivo. En 2019, el pago con dinero físico representaba 18,6% ya hora 12,3%. Silva puntualizó que esto se puede deber a que los compradores confían más en las plataformas de transacción que antes. Además de querer evitar el contacto físico.