La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Javier Molina - jmolina@larepublica.com.co

El Gobierno de Portugal rechazó ayer la oferta entregada por el empresario colombo-brasileño Germán Efromovich, a través de Synergy Group, para la compra de la aerolínea estatal TAP, asegurando que no cumplía algunos de los requisitos exigidos para la licitación, entre los que se destacó la falta de garantías financieras para el aumento de capital y la refinanciación de la firma.

El empresario admitió al Diario Económico de Portugal que está dispuesto a presentar una nueva propuesta para el proceso de privatización de TAP “cuando pase el tiempo” y agregó que la decisión lo dejó sorprendido, porque a su juicio “hubo un error en la interpretación de la propuesta”.

La decisión adoptada por el gobierno luso , fue anunciada tras la reunión del Consejo de ministros de Portugal, donde se abordó la venta de la compañía aérea como parte del programa de privatizaciones acordado con la Unión Europea y el FMI a cambio del rescate financiero por US$101.946 millones que le otorgaron al país.

La secretaria de Estado del Tesoro de Portugal, María Albuquerque, explicó que “no fue posible asegurar los medios financieros que garantizarían un aumento de capital y la refinanciación de la empresa, y por tanto permitir así confirmar el éxito de la operación”.

El gobierno precisó que la propuesta de Synergy ( grupo del que hace parte la aerolínea colombiana Avianca) suponía una oferta cercana a los US$400 millones y se comprometía a asumir la deuda de TAP, que ronda los US$662 millones y afronta dificultades de tesorería y otras cargas. Además la estatal presentaba un déficit de US$65 millones en los primeros nueve meses del año.

El Gobierno portugués subrayó que con su decisión este proceso de privatización quedó “terminado”, pero que mantiene la intención de desprenderse de la compañía “en el momento oportuno y bajo unas condiciones todavía por definir”, dijo Albuquerque.

El analista de aviación comercial Alberto Maya, lamentó que no se hubiera podido alcanzar la meta en Portugal, ya que “este negocio significaba un complemento importante para el empresario Germán Efromovich, ya que le daba un pie bastante firme en Europa”.

El experto aseguró que la llegada de los Boeing 787, que está programada para 2014, abriría la posibilidad de que el empresario cumpla su deseo de hacer mayor presencia en Europa y con lo cual podría llegar directamente a más destinos, ya que “hoy en día no es rentable y no se puede hacer con la flota que la compañía tiene”.

Privatización de TAP había sido objeto de críticas
El plan de privatización de la aerolínea bandera de Portugal TAP había sido objeto de críticas por parte de sus empleados, la oposición de izquierda y el poder judicial, quienes acusaban al gobierno de vender la soberanía nacional. Los representantes de los trabajadores trataron de convencer a los miembros del gobierno conservador de Portugal de que no era adecuado vender en este momento, por la difícil situación que está enfrentando la aerolínea. En caso de que la decisión hubiera sido vender a TAP, los ocho sindicatos estaban estudiando otras acciones. El 5% de la aerolínea quedará en manos de los trabajadores.

Las opiniones

María Luis Albuquerque
Secretaria de Estado del Tesoro de Portugal

“En la oferta no fue posible asegurar los medios financieros que garantizarían un aumento de capital y la refinanciación de la empresa”.

Alberto Maya
Analista aviación comercial

“Este negocio significaba un complemento muy importante para el empresario Germán Efromovich, ya que le daba un pie bastante firme en Europa”.