El Grupo Aval celebró que los desvincularan de los actos de sobornos que afectaron la libre competencia en este proyecto

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

El superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, informó en la mañana del lunes la imposición de una multa que suma $295.000 millones a varios agentes del mercado y a cuatro personas naturales por ejercer actos que afectaron la libre competencia en la ejecución y administración del contrato Ruta del Sol II, un proyecto donde estaban siendo investigadas empresas como Corficolombiana y Episol y en el que la autoridad regulatoria encontró su culpabilidad.

La SIC "encontró plenamente acreditada la puesta en marcha de un sistema anticompetitivo entre Odebrecht, Corficolombiana y Episol, a través del cual, en una primera fase, idearon, celebraron y ejecutaron un acuerdo anticompetitivo para garantizar la adjudicación del Contrato de Concesión No. 001 de 2010 en favor de la Concesionaria y, en una segunda fase, a través de una dinámica de reembolsos y pagos irregulares, que se materializó través de la instrumentalización de diferentes contratos, les permitió dividir los costos derivados del pago del acuerdo anticompetitivo y, en forma concomitante, desplegar una estrategia de compensación a través de una adición contractual, con la finalidad de extraer indebidamente la mayor utilidad posible del proyecto “Ruta del Sol Tramo 2”.

Pese a que la SIC informó que Corficolombiana deberá pagar una multa de $55.564 millones y Episol otra multa de $33.826 millones, así como la multa de $394 millones que debe cancelar el expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, ambas empresas publicaron un comunicado (en la página de la Superfinanciera) en el que aseguraron que rechazaban los actos de corrupción en la celebración de contratos y aclaraban que seguirían trabajando desde la perspectiva legal para demostrar "su buen actuar y reputación".

"La decisión pone de presente que las pruebas recaudadas frente a Corficolombiana y Episol no las comprometen corporativamente en los actos investigados, en la medida en que sus órganos directivos competentes no aprobaron ninguna conducta ilegal para la adjudicación y posterior ejecución del contrato respectivo, ni mucho menos pagos irregulares a servidores públicos para obtener la adjudicación del tramo II de la Ruta del Sol".

Y agregaron: "La graduación diferencial de la sanción impuesta por la SIC, pone en un distinto plano de responsabilidad la conducta de Odebrecht- socio mayoritario y controlante de la sociedad Concesionaria Ruta del Sol S.A.S- y la de Episol, en su calidad de socio minoritario, lo que necesariamente descarta la existencia de un acuerdo entre los accionistas de la Concesionaria, para llevar a cabo prácticas contrarias a la libre competencia".

Ambas empresas destacaron que fue la misma SIC, en palabras del superintendente Barreto, la que destacó que varios funcionarios de Corficolombiana alertaron de pagos irregulares. Puntualmente destacaron la actuación de Javier Mejía, funcionario de Consol en misión de Episol, quien se negó a autorizar pagos al Consorcio Sión, Consorcio Torrosa y RGQ Logistics en 2015, según refirió la SIC.

Así mismo, en su defensa, destacaron que el superintendente Barreto confirmó la decisión de archivar la investigación por “aprovechamiento de un conflicto de interés”, que vinculaba a Corficolombiana, a dos de sus funcionarios y a Episol, entre otros.

"A diferencia del actuar corporativo de Odebrecht, el país puede tener la certeza de que los valores corporativos de Corficolombiana y Episol impiden su participación en cualquier acto ilícito. Aunque esta decisión empieza a aclarar el asunto, no renunciaremos en nuestro propósito de que, al final de las todas las instancias, quede demostrado que Corficolombiana y Episol son ajenos a cualquier responsabilidad", finaliza el comunicado de ambas compañías.

Grupo Aval destacó su actuación

Por el lado del Grupo Aval, el conglomerado también destacó el hecho de que la SIC los desvinculó por completo del caso de soborno. "Mediante la Resolución 82510 de 2020 de la SIC queda ratificado que ni la sociedad Grupo Aval, sus directores ni su Presidente, ni sus funcionarios, participaron en la realización de pagos irregulares para la adjudicación del tramo II de la Ruta del Sol".

Destacaron que esta decisión viene a confirmar una ya tomada el pasado 13 de septiembre de 2018, cuando mediante la Resolución 67837 se determinó que “de conformidad con el material probatorio recaudado Grupo Aval no habría participado en el soborno ofrecido y pagado”.

Finalmente, destacaron la decisión de la SIC de archivar la actuación en relación con "Grupo Aval, su presidente, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez y demás funcionarios frente a los cargos formulados en 2018. Grupo Aval celebra esta decisión final frente al improcedente cargo del que fueron acusados".