viernes, 23 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Tres grandes desarrolladores de vivienda se unen para crear una nueva zona en Bogotá. Amarilo, constructora Bolívar y Acierto Inmobiliario, construirán un exclusivo proyecto que contará con 3.200 viviendas en un terreno de 85.000 metros cuadrados y ocho conjuntos residenciales, y en el que realizará una inversión de capital de aproximadamente $800.000 millones en conjunto.

De acuerdo con información de las compañías, se tiene previsto que la edificación del proyecto, que tendrá por nombre Alejandría, iniciaría obras a partir del segundo trimestre de 2014, y tendría una duración de entre cuatro y cinco años. Además, dependiendo de los ritmos de ventas de cada uno de los proyectos, el inicio de entregas está previsto para mediados de 2015.

De acuerdo con información de las compañías, se tiene previsto que la edificación del proyecto, que tendrá por nombre Alejandría, iniciaría obras a partir del segundo trimestre de 2014, y tendría una duración de entre cuatro y cinco años. Además, dependiendo de los ritmos de ventas de cada uno de los proyectos, el inicio de entregas está previsto para mediados de 2015.

Esta nueva zona estará ubicada muy cerca de la Autopista norte y Transmilenio, entre las calles 153 y 161, vecino occidental del Carmel Club, allí se construirán varios proyectos de vivienda con una amplia oferta de apartamentos con diseños modernos, excelentes acabados y vista privilegiada. Alejandría cuenta con múltiples ventajas, cómo una excelente ubicación, importantes vías de acceso, amplia oferta de transporte público y la cercanía a importantes almacenes de cadena, centros comerciales y colegios.

En cuanto al número de viviendas construidas, Acierto Inmobiliario edificaría 620, Constructora Bolívar realizaría las obras de 1.400 y Amarilo haría 1.127.

Esto, debido a que cada empresa realizaría un número diferente de conjuntos residenciales y con diferentes características. Por ejemplo, mientras Amarilo desarrollaría tres proyectos entre los que se encuentran Faro, Nilo y Corinto, Acierto construiría dos (Vintage y Azimut) y Bolívar tendría tres: Tenerife, Portus y Mediterráneo.

De acuerdo con información de las tres compañías, la decisión de desarrollar este gran proyecto busca apostarle a la construcción en “un sector consolidado con alta calidad urbanística, donde se mantendrán y potencializaran los parques, vías y espacios públicos como beneficio para la comunidad del sector y los nuevos habitantes de la zona”.

De acuerdo con Carlos Arango, presidente de Constructora Bolívar, la razón por la que las tres empresas se unieron para comprar el lote y hacer un desarrollo independiente pero coordinado en su comercialización fue el objetivo de crear un nuevo espacio residencial en el norte de la ciudad que agrupara amplias zonas comunes y diversos tipos de vivienda.

Arango también dijo que uno de los principales puntos del proyecto es su ubicación, pues ofrece una conexión con la Autopista Norte y la Avenida Boyacá, además de que el vecindario, adjunto al Carmel Club, tiene variedad de ofertas comerciales y de esparcimiento.

El presidente de la constructora Amarilo, Roberto Moreno, señaló que la razón de la unión es la promoción de este gran proyecto como un nuevo gran pedazo de ciudad, con muchas zonas verdes y buen urbanismo, como sucedió con La Felicidad.

“Este es un concepto del estilo que la unión hace la fuerza, porque estamos reunidos tres grandes empresas para desarrollar una gran diversidad de productos, con diseños diferentes, en una zona con gran valorización”.

Las Opiniones

Carlos Arango
Presidente Constructora Bolívar

“Este es un proyecto que tendrá muchos tipos de vivienda con zonas comunes muy buenas y conexiones con la Autopista y la Av. Boyacá”.

Roberto Moreno
Presidente Amarilo

“La idea es para promover un gran proyecto y generar un pedazo de ciudad con urbanismo y zonas verdes, como en La Felicidad”.