La clínica fue fundada en medio de la pandemia de covid-19 y ha contribuido con 57 Unidades de cuidados Intensivos y tres más de cuidados intermedios

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co

Esta crisis sanitaria supuso para el sistema de salud colombiano y todo lo que lo incluye desde su sistema operativo hasta los profesionales de la salud un reto gigante que obligó a ir más allá de lo que el país tenía para responder a la contingencia si tenemos en cuenta, todas las precariedades y fallas estructurales en materia sanitaria que ha sacado a la luz esta pandemia producto del covid-19.

El tema más preocupante de la pandemia a nivel global ha sido la reducción de las camas UCI a medida que la pandemia avanza en cada país. Por ello, en el caso colombiano, empresarios y médicos, con el fin de mitigar la crisis y permitir una Colombia más sana, juntaron sus esfuerzos para crear Ucis y salvar vidas. Así lo hizo la "Clínica Santa Laura, IPS fundada en tiempos de covid-19 que con una inversión de más de $1.700 millones han brindando una mano en la pandemia ayudando a los colombianos, y a migrantes venezolanos, a recuperar su salud".

Y es que según un estudio de la Universidad de los Andes reportado por la Clinica, las medidas de mitigación implementadas en estos meses han permitido el aplazamiento del crecimiento exponencial de los contagios, sin embargo no evitó el exceso de capacidad de camas en las UCI. Pero, dichas medidas si fueron claves para la etapa de preparación de los sistemas de emergencia y de salud

"Hoy, luego de los largos meses de convivir el virus y de las enormes dudas que se generan entorno a la competencia del sistema de salud colombiano, sus recursos y la capacidad de reacción para contener la velocidad del contagio, la Clinica Santa Laura, creada en mayo de este año para combatir el coronavirus, y contribuir a aliviar el esfuerzo financiero, científico y administrativo del distrito con la implementación de 57 Unidades de Cuidados Intensivos, 3 camas de cuidados intermedios y 3 de hospitalización", afirmó el Director Científico de Santa Laura IPS, Doctor Miguel Ángel Saavedra.

Este proyecto clínico en respuesta a la emergencia sanitaria sin duda es un gran aporte para la batalla que libra el país para que más vidas puedan salvarse y así mismo se disminuya la propagación del virus. No obstante, este retorno a la vida sin un confinamiento estricto exige aún más que las instituciones y la academia de salud tengan sus ojos puestos en
este gran paso dado por el país en donde el acompañamiento permanente y la
investigación de los servicios de salud de todas las especialidades, seguirá siendo el bastión para seguir firmes en esta guerra contra el Covid19

"Mientras las vacunas siguen su desarrollo o tal vez un tratamiento, el país abre la puerta a la reactivación y el denominado aislamiento selectivo, esperando que las cifras de contagios y mortalidad no se eleven. Es necesario mediante estrategias efectivas buscar la interrupción total de la cadena de transmisión y el cese definitivo de la enfermedad ya después de este panorama donde el país pudo haber alcanzado una inmunidad natural a través de un número crítico de infectados. El reto de instituciones como la nuestra es seguir investigando y trabajando para tratar de erradicar el virus, a su vez permitir que los ciudadanos logren buenas prácticas y cuidados en estos meses venideros Post-pandemia. Esa etapa no puede ser tomada a la ligera, ya que se desconoce su origen a ciencia cierta. Además, es incierto si después de esta epidemia sigue otra", agregaó el Director Científico de la Clinica Santa Laura".

.