.
EMPRESAS Avances y retos para el sector privado
viernes, 2 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

José Manuel Restrepo Abondano

En cualquier economía del mundo, el sector privado juega un papel preponderante, no sólo por su capacidad única para hacer crecer una sociedad o mejorar el desarrollo de las comunidades (como ha sido la historia reciente de nuestro mundo que ha crecido gracias al desarrollo productivo del sector privado), sino también porque, en actitud subsidiaria, puede contribuir a enfrentar las restricciones fiscales que tiene el sector público en hacerse cargo de las necesidades de sus ciudadanos.

Esto último es evidente en casos como el de Venezuela, donde a pesar de los grandes ingresos por recursos petroleros, la ausencia de un sector empresarial fuerte ha llevado a la escasez en muchos productos de primera necesidad.

En Colombia, el crecimiento económico de los últimos años ha estado fuertemente influenciado por el Sector Privado, y en particular por las ventajas dadas a la inversión extranjera directa, la cual llegando a tasas aceleradas de crecimiento, se ha orientado principalmente hacia actividades de minería e hidrocarburos que han sido sin duda fuente de riqueza nacional. Además, programas como el de viviendas gratuitas o el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo -Pipe- también han rendido sus frutos en motivar o incentivar al sector privado colombiano. Todo ello llevó a alcanzar un crecimiento de 4,3% en 2013, que comparado con naciones hermanas e incluso con las desarrolladas fue muy significativo.

Como se observa, el crecimiento nacional ha estado mediado principalmente por la intervención del sector privado. Sin embargo, la salud de la economía, de la industria, del agro y del empresariado colombiano aún no es suficiente para garantizar un crecimiento sostenible. Problemas como el desempleo, la pobreza, la inequidad y la informalidad continúen con resultados pobres (a pesar de los avances), y en especial al compararse con otros países de la región que exhiben mejores resultados y gestión en dichos asuntos. Esto refuerza la necesidad de tener un sector privado que realice inversiones productivas y permita mejorar este tipo de indicadores, de la mano de un sector público que facilite la tarea y no se convierta en un obstáculo al desarrollo productivo.

A manera de ejemplo, en el inicio de este año los resultados de la industria han mostrado una leve mejoría, pero para que no sea “flor de un día” se requiere continuar con la identificación de aquellos factores susceptibles de corregir mediante política pública. Por ello, se especula sobre la necesidad de un Plan Pipe 2.0 que permita consolidar el cambio en la tendencia decreciente de la industria. Al respecto, la Andi se ha propuesto “trabajar de manera permanente con el sector público en una agenda de corto, mediano, y largo plazo, que plantee soluciones a los principales problemas y retos estructurales para el desarrollo del país”.

Desde ya se escuchan recomendaciones para ser incorporadas dentro de esta estrategia. Una de las peticiones en la que más coinciden los gremios es la necesidad de facilitar el acceso a los créditos blandos de Bancoldex. La queja generalizada es que la intermediación que hacen los bancos de primer piso encarece la tasa de interés significativamente y no existe la suficiente divulgación para que los beneficios de Bancoldex sean aprovechados en mayor medida. Además de la estrategia planteada por la Andi, otros sectores requieren agendas de trabajo que mejoren los vasos comunicantes entre ellos y diversas entidades de política pública. Esto permitiría implementar medidas necesarias para aumentar la competitividad nacional.

Para ello resulta fundamental fortalecer las agremiaciones y la asociatividad de los sectores productivos. Dados los retos que enfrentamos en materia comercial, la actividad de estos gremios no se puede reducir a la solicitud de medidas proteccionistas. No son pocas las trabas internas que obstaculizan el desempeño de las actividades del sector privado y el mejoramiento de las condiciones internas, gracias a un diálogo fluido y generador de confianza entre las partes, permitiría avanzar mucho frente a los retos en materia de competitividad. Si queremos seguir creciendo, necesitamos un sector privado más solido, menos obstaculizado y con la capacidad de darnos más equidad y desarrollo a través de esfuerzos mancomundados del sector público, sector gobierno y academia.

MÁS DE EMPRESAS

Transporte 27/07/2021 Eve y Flapper desarrollarán operaciones de Movilidad Aérea Urbana en Latinoamérica

La asociación servirá como prueba de concepto para futuras operaciones regionales de las aeronaves eléctricas de despegue

Construcción 30/07/2021 Sacyr aumentó en 15% su Ebitda, pero utilidades cayeron 42% en primer semestre

De acuerdo con la compañía, la caída en utilidad se debe a los resultados extraordinarios de la venta de la autopista Guadalmedina

Minas 29/07/2021 Tres mujeres mineras fueron ganadoras del Galardón HuEllas otorgado por la ACM

Las ganadoras de las categorías de Empresas y Emprendedora recibirán una beca para el Diplomado Competencias Gerenciales Aplicadas en el CESA

MÁS EMPRESAS