La compañía prevé invertir más de US$10 millones en la apertura de su operación y ofrecerán facilidades de inteligencia artificial

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

El negocio de los BPO se sigue moviendo en el país con el ingreso de nuevos jugadores al mercado. Esta vez, la multinacional Apex América anunció su llegada a Colombia con una inversión de más de US$10 millones.

Álvaro Pinzón, quien será el CEO de Apex América en Colombia, afirmó que ellos compiten “con innovación y un portafolio de servicios que responde fielmente a la alta demanda del mercado en materia de: soluciones para trabajo en remoto, home office y diseño consultivo de operaciones, entre otros”.

Además, con el auge del trabajo remoto en todas las empresas, Pinzón destacó su plataforma ‘Way from home’, con la que cerca de 6.000 personas pudieron iniciar el trabajo remoto desde su casa o teletrabajo en solo cuatro días.

La compañía de BPO llega al país con cuatro servicios que son ‘Way’, una plataforma que ayuda a las empresas diseñar estructuras ágiles para realizar una gestión operativa de alto impacto.

Advanced Speech Analytics le permitirá a los clientes del BPO procesar y analizar audios y textos de las conversaciones, de forma rápida y efectiva para que se puedan comprender las distintas problemáticas que hay tanto a nivel del procesos y la experiencia, así como en el performance individual de distintas operaciones y clientes de la compañía.

Las compañías también podrán contratar el servicio de Alfred, un bot conversacional que puede automatizar conversaciones por medio del uso de la inteligencia artificial y el machine learning. Con este servicio también pueden ofrecer una atención única y resolutiva en todos los canales digitales a sus clientes.

El cuarto servicio que traerá Apex América a Colombia es el Touch VR, un menú de autogestión smart y visual que según la compañía es “un servicio digital de autogestión sin pasar por el centro de contacto y funciona con todos los smartphones”, esta función buscar facilitar la migración de los clientes del canal telefónico al canal digital, lo que beneficia a las compañías pues genera un ahorro directo en costos operativos.