La República Más

Anato afirmó que las empresas están listas para retomar sus operaciones, pero advirtió que las personas priorizarán sus gastos en artículos de primera necesidad

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

El turismo ha sido uno de los sectores de la economía que más han resultado afectados por la propagación del Covid-19 en todas las geografías, pues la mayoría de gobiernos y personas han tomado el aislamiento como medida de prevención y mitigación del contagio de este patógeno que ya suma casi un millón de casos en el mundo.

Paula Cortés Calle, presidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), aseguró que ante la coyuntura, las agencias de viaje están reacomodando gastos y presupuestos del año para poder mantenerse.

LOS CONTRASTES

  • Gustavo ToroPresidente ejecutivo Cotelco

    “El turismo quedará resentido después de esto, sobre todo el internacional, por eso debemos primero centrarnos en reactivar los viajes domésticos”.

¿Cuánto tiempo podrían sostener el empleo que generar hasta el momento?

Estaremos hasta el último momento sosteniendo el empleo que generamos.

¿Qué tan preparados estarían para reabrir las operaciones el 14 de abril?

Las empresas están preparadas, pero la dinámica la da el mercado, y seguramente será un momento lento en principio, pues los potenciales viajeros han recibido un impacto económico que los hacen priorizar en algunos tipos de gastos de subsistencia. Por otra parte, se tendrán que regularizar nuevamente el mercado.

¿Cuáles son los sectores o empresas dentro del gremio que están más amenazadas?

Todos los sectores y las empresas están amenazadas. Las agencias de viaje mayoristas porque dependen de la salida de colombianos al exterior; las empresas receptivas dependen de los extranjeros que vienen a Colombia; y las del turismo interno porque de alguna forma es un mercado cuyo nivel de ingreso promedio se reactivará de una forma muy lenta.

¿Cuál es la principal preocupación económica que tienen como gremio?

Poder mantener el flujo de caja, cumplir con las obligaciones que se establezcan del curso ordinario, el manejo de los empleos, de los costos fijos, cómo va a ser la organización empresarial una vez termine la crisis. Obviamente la principal preocupación es empezar a cubrir los gastos que se convirtieron en deuda, muchas veces con los bancos.

¿Qué pasa si el aislamiento se alarga?

Lo importante aquí es la vida y la salud de las personas, así que mientras se esté en riesgo debemos seguir rigiéndonos bajo las medidas dictadas por el Gobierno Nacional.

Dependemos de las decisiones que tome el Gobierno sobre el manejo que le dé con el tema de impuestos, exenciones, y estímulos. Sería la única alternativa de que si se prolonga esta crisis las empresas puedan mantenerse en el mercado.

¿Cómo se transforma el gremio por el Covid-19?

Seguro se optimizarán muchos modelos operativos y serán más eficientes, pero no creo que haya una transformación de fondo, pues el sector de los viajes y el turismo requiere del desplazamiento físico de las personas de un lugar a otro.

Por eso toman relevancia los espacios comerciales, el contacto con proveedores nuevamente, la posibilidad de reinventarse y todas las herramientas que ha venido dando el gremio a través de la Vitrina Turística de Anato y los eventos que generan insumos para el fortalecimiento de las empresas.

¿Qué medidas están tomando las agencias de viajes?

Por ahora están enfocadas en reacomodar sus gastos, proyectando y realizando nuevamente el presupuesto del año para poder mantenerse. Pero para reforzar el turismo vacacional y el corporativo, será importante los eventos de turismo que podamos hacer después de que se reactive y se normalice la economía.