Las plataformas rechazaron las decisiones en contra por parte de dos Superintendencias sobre la prestación de sus servicios

Juan Sebastian Amaya

Uber le envió la siguiente carta al Gobierno en señal de rechazo a la más reciente decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio, que ordenó la suspensión de su servicio, y recordó los más de $70.000 millones que ha dejado a las arcas de la Nación a través del impuesto IVA, entre otros detalles.

Además, al igual que Picap, la compañía le pidió al Gobierno un espacio de diálogo para avanzar en la discusión de esta situación.

"Por ese motivo hoy pedimos, más que nunca, que se generen espacios con todos los actores- Gobierno, Congreso, gremio de taxistas- con el fin de generar una hoja de ruta que avance en ese propósito, en un marco de respeto y convivencia. La viabilidad de todo un ecosistema de movilidad, no solo de Uber, está en riesgo si no se asume esta postura", dijo la empresa.

Uber dijo que desde hace 6 años Uber "ha sido parte del desarrollo del país y ha mejorado las opciones de movilidad de millones de personas".

Para la plataforma, el fallo es contrario a las pruebas, ley, jurisprudencia y conceptos de esa entidad. Además, violó el debido proceso y los derechos constitucionales.

"Esta decisión, que resulta contradictoria con las banderas de innovación, emprendimiento y economía naranja que el Gobierno nacional defiende y promueve. Nuestra prioridad es proteger los derechos de la comunidad que utiliza la aplicación".

Finalmente, advirtió que, mientras se expida una reglamentación adecuada a la movilidad colaborativa, reforzará su servicio.