.
HACIENDA Tres décadas después, el Dane vuelve a hacer desde hoy un censo económico nacional
lunes, 18 de enero de 2021

El conteo de las unidades económicas se realizará entre enero y abril y el costo inicial de esta operación es de $65.000 millones

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co


Hace tres décadas que en Colombia no se realizaba un censo económico nacional. El primero y último fue en 1991 y, después de esa fecha, solo se ha estudiado el panorama empresarial regional en Cundinamarca (1999), en Barranquilla y Soledad (2002) o en Cali (2005).

Ahora, en medio de la pandemia del covid-19, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) arranca desde hoy esta nueva operación que le permitirá a la entidad contabilizar todas las unidades económicas que hay actualmente en el país.

Lo que sí es nuevo en esta ocasión es que no solo se analizarán las unidades económicas formales sino que, por primera vez, se contabilizarán aquellas que están del lado de la informalidad. Además, también estarán detrás tanto de las que son fijas como de las móviles, es decir, de los puestos ambulantes que se colocan habitualmente en determinados puntos de la calle.

Hay que recordar que según determinó Anif hace varios años se estima que la economía informal pesa en el país alrededor de 33% del PIB; sin embargo, no hay estudios sobre cuántas empresas informales operan día a día o en qué sectores se encuentran.

Si bien en Colombia, según Confecámaras, existen hoy en día alrededor de 1,4 millones de compañías activas, el Dane tiene la meta inicial de llegar a contabilizar hasta dos millones de unidades económicas, es decir, ahí es donde estarían los informales.

“Como oficina estadística tenemos un criterio de neutralidad y analizaremos lo que encontremos tanto si las empresas tienen registro mercantil o Rut o llevan la contabilidad en un cuaderno. El censo económico nos permitirá tener un enfoque integracionista entre la formalidad y la informalidad y empezar a construir entre todos un nuevo concepto de formalidad empresarial en el que todos tengamos las mismas reglas de juego y podamos contribuir al desarrollo económico”, manifestó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

En total, la entidad cuenta, de momento, con un presupuesto de $65.500 millones para este año pero podrían llegar más recursos. Esto porque debido a las circunstancias de la pandemia solo se obtuvo una asignación parcial por lo que la entidad saldría a pedir más dinero para la operación.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “En este primer cuatrimestre haremos el precenso. Iremos con un formulario básico para identificar a la unidad económica y tener la georreferenciación”.

  • Mauricio PerfettiExdirector del Dane

    “Para el levantamiento de la información y el análisis de la misma y sus resultados es importante tener en cuenta la coyuntura económica actual por la pandemia”.

El Censo Nacional de Población y Vivienda de 2018 requirió finalmente de $400.000 millones.

“Solo logramos una asignación parcial en un esfuerzo muy heroico entre el Gobierno y el Congreso para dar una asignación presupuestal a un proyecto asociado con información en un momento de crisis (...) El Censo de 2018 nos da una base de información para hacer ese conteo porque contaba unidades físicas y las categorizaba en unidades de vivienda o no, si no eran unidades de vivienda o de uso mixto, o explotación económica”, dijo Oviedo.

En concreto, según el documento metodológico preliminar, el personal encargado irá puerta a puerta a preguntar a cada unidad un cuestionario en el que se conocerán desde datos básicos como su domicilio, la razón social o el tiempo de operación hasta otros sobre su personal ocupado como el tipo de vinculación o el promedio de remuneraciones.

“Después de una etapa de precenso entre enero y abril, en el tercer trimestre viene otra de entrega de información a todo el país donde sabremos verdaderamente cuántas unidades económicas hay, ya sea formales e informales, fijas o móviles con su respectiva clasificación de actividad económica”, señaló Oviedo.

Jorge Bustamante, exdirector del Dane, opinó que es un logro que se lleve a cabo un conteo de la economía formal e informal porque permitirá hacer una mejor asignación de los recursos a nivel presupuestal.

Para Mauricio Perfetti, también exdirector de la entidad, toda operación estadística que permita tener más y mejor información es bienvenida y necesaria. Sin embargo, resaltó que esta se hace en medio de la pandemia del covid-19.

Países hacen el conteo cada cinco años
Las normas internacionales recomiendan llevar a cabo censos económicos a intervalos regulares de tiempo (cinco años), con el fin de compilar estadísticas económicas básicas. Según el informe de investigación de las Naciones Unidas, que recoge el Dane en su documento metodológico preliminar, los países de Oceanía realizan censos económicos cada cinco años, así como la región de América del Norte. Sin embargo, en América Latina y el Caribe más de la mitad de los países tienden a realizar censos decenales. Pese a ello, destaca la experiencia de México.