.

Tolima y Meta, entre los departamentos que cayeron en el Índice de Competitividad

miércoles, 17 de mayo de 2023

Con respecto a la edición de 2022, los tres últimos puestos los siguen ocupando los mismos departamentos: Vaupés, Guainía y Vichada

Desde Popayán, la Cámara de Comercio del Cauca reveló los resultados del Índice de Competitividad Departamental 2023, ranking elaborado por la Universidad del Rosario y el Consejo Privado de Competitividad que permite determinar los factores que más hacen productivos a los territorios del país.

En el análisis, ocho departamentos registraron una caída en su posición. En el caso de Tolima y Meta, perdieron dos puestos cada uno, mientras que Córdoba, Caquetá, La Guajira, Putumayo, Amazonas, y Guainía descendieron un puesto.

Tolima, por su parte, se ubicó en el puesto 13 (entre 33) del ranking, descendiendo dos puestos con respecto al Índice 2022, que ocupó el 11. Meta, en el caso, descendió también dos puestos con respecto al periodo previo.

Al contrastar los resultados con el recálculo del año 2022, las diez primeras posiciones del ranking no presentaron cambios en su orden. Es importante precisar, según el CPC, que este ranking no es comparable con la publicación del Índice Departamental de Competitividad del año 2022 debido a los ajustes metodológicos y de las fuentes de información en algunos de los indicadores dispuestos.

La región del Eje Cafetero y Antioquia resaltan en el ranking por contar con la menor brecha en términos de resultados, con una distancia en el puntaje general de 0,99 puntos entre Antioquia, departamento con el mejor desempeño de la región, y Quindío, con el peor. A su vez, esta región también se destaca por contar con el puntaje promedio más alto frente al resto de regiones analizadas.

Los departamentos de Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Magdalena, Meta, Quindío, Santander y Bogotá son aquellos territorios que presentan similitudes relacionadas a los pilares de educación superior y formación para el trabajo (100 %), innovación (90 %), entorno para los negocios (90 %), tamaño del mercado (90 %), adopción de TIC (90 %) e instituciones (70 %).

Ana Fernanda Maiguashca, presidenta del Consejo de Competitividad, explica, entre tanto, que los colombianos tienen una buena percepción para el tejido empresarial, por lo que los factores de productividad van encaminados hacia la mejora de las condiciones del desarrollo económico del sector. “También encontramos que los colombianos aprecian el tejido empresarial, pues 72% de los colombianos admira el sector empresarial. De esto, 98% admira al sector cafetero, y el petrolero cuenta con un 81%”, explicó.

Bogotá fue protagónico en todos los indicadores. La capital lideró el Índice con un puntaje de 8,47 sobre 10. En el segundo escalafón se encuentra Antioquia (6,72), y de tercer lugar Atlántico, con (6,31). En los últimos puestos se sitúa Vichada, con el último y un puntaje de 1,78; Guainía, de penúltimo, con 2,6; y antepenúltimo Vaupés, con 2,85.

“La gran brecha que existe con las grandes departamentos del país está fundamentada en varios aspectos, que incluso se retroalimentan mutuamente. En primer lugar, está la diferencia en la infraestructura, tanto privada como pública, como carreteras, instalaciones educativas, hospitales y la provisión de bienes públicos, que terminan afectando el desempeño de las regiones de forma diferenciada”, dijo Juan Camilo Pardo, analista económico de Corficolombiana.

El experto agregó que también hay diferencias en la cantidad y calidad de las instituciones de educación; así como la inversión en investigación y desarrollo. “La brecha también existe en el mercado laboral. En las grandes ciudades hay un mayor porcentaje de población en la formalidad”.

LOS CONTRASTES

  • Ana Fernanda MaiguaschaPresidente del Consejo Privado de Competitividad

    “Los colombianos confían en el tejido empresarial, pues 72% de ellos admira al sector: 98% para el sector cafetero, y al petrolero lo admira 81% del total”.

Bogotá, Risaralda y Quindío lideran el pilar de instituciones, con puntajes de 8,79, 7,16 y 6,99, respectivamente. Entre ellos, el departamento de Quindío presenta un avance destacado, descontando tres posiciones frente al cálculo de 2022.

Este año se incluyó un nuevo ítem para el análisis de los factores de productividad locales, como parte del proceso de mejora continua del Índice. Este sería el de infraestructura. Este es liderado por Bogotá y los departamentos de Boyacá y Atlántico, con puntajes de 7,84, 6,52 y 5,86 respectivamente.

Salud

En salud, quienes lideran el ranking de competitividad son Bogotá, con un puntaje de 7,31; Atlántico (6,98); y Risaralda (6,73). Se destaca el ascenso de 10 posiciones del departamento de San Andrés, que fue consecuencia de sus resultados en controles prenatales e inversión en salud pública, indicadores en los que logró puntajes superiores a 9,8 sobre 10. Al mismo tiempo, tuvo un ascenso en el indicador de mortalidad infantil.

Educación

El pilar de educación básica y media se encuentra liderado por Boyacá, con una puntuación de 8,23, seguido de Santander, con un puntaje de 7,96, y Quindío, con 7,52.
Boyacá obtuvo un resultado sobresaliente en casi todos los indicadores del pilar. En nueve de los diez indicadores que lo conforman alcanza puntajes superiores a 7,6 sobre 10.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Laboral 17/04/2024 ¿Qué tan alto es el subsidio en Colpensiones para tener una pensión de $32,5 millones?

La República realizó un ejercicio sobre el beneficio del subsidio del Estado a las altas pensiones en el Régimen de Prima Media

Hacienda 17/04/2024 Informe de mercado laboral de Anif proyecta un desempleo de 11,9% al cierre 2024

Según un informe de productividad, un trabajador promedio del Caribe tendría que trabajar 276 horas para obtener un salario mínimo

Energía 16/04/2024 Si no llueve, el nivel de los embalses llegará a un punto crítico este fin de semana

Los analistas estiman que si se mantiene la reducción actual de los embalses, se llegaría al nivel crítico de 27% establecido por la Creg