La consejera presidencial para la Competitividad, Clara Parra, aseguró que este indicador es un insumo para la formulación de políticas

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La pérdida de dos puestos en el índice de competitividad del IMD acelera la puesta en marcha de políticas del Gobierno, pues estos rankings son parte de la carta de presentación de la economía local ante el mundo.

Clara Parra, consejera presidencial para la Competitividad y la Gestión Pública explicó en entrevista con LR los factores que influyeron en la caída y recalcó la importancia de trabajar en reformas que reactiven el mercado laboral.

¿Después de haber tenido un buen desempeño en 2019, y caer dos posiciones, qué le queda al Gobierno por hacer?
Hay que poner en perspectiva los resultados. Si bien caímos dos puestos con respecto al año anterior y la meta es crecer siempre, también es cierto que Colombia ha tenido una tendencia estable en los últimos años. Hay variables que son difíciles de mover en las que hemos mejorado año tras año. Tenemos que seguir trabajando en programas y reformas que activen el mercado laboral, no solo disminuyendo la tasa de desempleo, sino aumentando la tasa global de participación. Estamos en comunicación constante con el sector privado a todo nivel para recoger sus inquietudes y sugerencias para solucionar los problemas.

¿Cuáles son los factores que destaca dentro del índice de competitividad?
Es importante aclarar que Colombia presenta mejoras importantes en variables como distribución del ingreso, crecimiento del PIB, esperanza de vida al nacer y se reconoce el esfuerzo que se ha hecho por aumentar el gasto total en salud.

¿En cuáles criterios se centró más la caída de puestos?
Se concentra en tres grupos grandes: El primero está relacionado con la internacionalización de la economía colombiana. Sobre este tema el Gobierno está llevando a cabo una misión de internacionalización liderada por la Vicepresidenta y el profesor Ricardo Hausmann; en segundo lugar, el número de suscriptores de internet móvil de banda ancha disminuyó ya que el IMD hizo una corrección con respecto a su informe del año anterior. Vale la pena anotar que en los últimos dos años el número de suscriptores a internet móvil ha crecido; finalmente, las contracciones del empleo y el comportamiento del mercado laboral nos afectaron fuertemente. Sobre estas el Gobierno se encuentra trabajando en diferentes frentes para lograr la reactivación del mercado laboral.

La eficiencia de los negocios fue el factor que más perdió posiciones, ¿a qué se debe?
Si bien en este factor tuvimos mejoras importantes en las prácticas gerenciales y se reconoce el aumento en la productividad, la población económicamente activa ha disminuido en los últimos años y es allí donde se presenta la mayor pérdida.

¿Qué afectaciones en la economía nos deja este resultado?
Es importante tener presente que este tipo de indicadores son una radiografía de la situación de competitividad de Colombia. Así las cosas, más que un impacto económico, como puede suceder con las evaluaciones de riesgo, estos reportes nos sirven como un insumo adicional para la formulación de políticas.