Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

El jueves pasado se llevó a cabo una reunión virtual convocada por Fedesarrollo en la que estuvieron presentes economistas y exservidores públicos como Armando Montenegro, Carlos Caballero, José Antonio Ocampo, José Darío Uribe, Juan Camilo Restrepo, Juan Carlos Echeverry, Luis Fernando Mejía, Mauricio Cárdenas, Óscar Iván Zuluaga, Roberto Junguito y Ximena Cadena.

De este encuentro, se plantearon algunas recomendaciones para enfrentar el impacto que tendrá en la salud pública, el crecimiento y el empleo la unión de la expansión del Covid-19 más la guerra petrolera y se hizo un llamado a adoptar medidas de política pública que permitan mitigar estos choques.

En el corto plazo, los participantes estuvieron de acuerdo en el énfasis prioritario en decisiones en materia de salud pública. Es esencial hacer todo lo necesario para “aplanar” la curva de contagio a través del confinamiento y buenas prácticas de cuidado.

En materia económica, se pusieron a consideración varias medidas como la de aumentar el déficit fiscal puesto que el tamaño de este choque podría llegar, como mencionaron algunos, a entre 2 y 4 puntos del PIB, o que se debe pensar en una suspensión transitoria de la regla fiscal. Incluso, uno de los participantes sugirió eliminar, o al menos posponer, algunas de las normas de la reforma tributaria del año anterior.

Para financiar ese gasto adicional, varios participantes, según lo recoge el informe de conclusiones, enfatizaron la importancia de acudir a créditos con organismos multilaterales y la banca internacional. Al igual, otros recomendaron que se expidan normas en el contexto de la emergencia para que los departamentos y municipios dirijan sus recursos de regalías a las inversiones y gastos de salud que se realicen en sus territorios.

También se mencionó que, de ser necesario, el Banco de la República debería financiar al gobierno con emisión monetaria.

De otro lado, en términos de la protección a la vejez, algunos mencionaron la posibilidad de extender, así sea transitoriamente, el cubrimiento del programa Colombia Mayor a la población adulta.