La Superintendencia Nacional de Salud pide al Ministerio de Salud suspender el proceso de reasignación de afiliados

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El pasado 15 de octubre la Superintendencia Nacional de Salud ordenó la liquidación de la EPS Saludvida, pues según la superintendencia la entidad tiene graves fallas en la capacidad de atención, redes, además del aumento en el número de quejas y el incumplimiento de los indicadores de calidad del régimen contributivo y subsidiado.

Sin embargo, gracias a una tutela interpuesta por un afiliado, el juzgado primero civil de Valledupar ordenó suspender la liquidación de la empresa que cuenta con 1,1 millones de afiliados a nivel nacional; frente a eso, la Superintendencia solicitó la suspensión del proceso de reasignación de los afiliados de la EPS a otras entidades.

El comunicado de la Supersalud reza: "Solicitó al Ministerio de Salud y Protección Social suspender el proceso de asignación de los afiliados de la EPS Saludvida a otras EPS, el cual se realizaría el 1 de noviembre de conformidad con lo establecido en el Decreto 1424 de 2019".

De igual forma, la entidad solicitó a la EPS que se atendieran a los usuarios con calidad y oportunidad a todos los afiliados, en busca de que sigan siendo atendidos sin "dilataciones negativas" de los prestadores de la red de servicios hasta que "se tome la decisión de fondo dentro de la acción constitucional elevada por los accionantes".