El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, cree que este año el consumo interno seguirá jalonando el PIB nacional

Adriana Carolina Leal Acosta

El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, cree que este año el país seguirá por la senda de crecimiento económico. Aunque advierte que se vislumbran riesgos por el entorno internacional, destaca que el consumo interno, la reactivación de la construcción, las obras civiles y el comercio seguirán impulsando el PIB.

En el marco del aniversario 50 de la entidad, Mejía habló de los logros del centro de pensamiento. Además, añade que se necesita que la economía este año crezca más de 3,5% para que se puedan ver mejores cifras en la creación de empleo nacional.

A propósito del aniversario, ¿Qué logros destacaría de Fedesarrollo en estos años?

Lo primero es que la celebración de los 50 años coincide con la noticia de que Fedesarrollo fue catalogado como el mejor centro de pensamiento de América Latina. Eso es el reflejo de lo que ha sido una trayectoria muy destacada, y se caracteriza por tres pilares fundamentales: uno, que hay una independencia; dos, el rigor académico; y tres, la incidencia. Hay unos centros de pensamiento que lo hacen muy bien, pero no tienen incidencia.

¿Y a qué atribuye esa incidencia?

Básicamente, a la calidad de los investigadores y al cuerpo colegiado que trabaja en Fedesarrollo. Y también la relevancia de las preguntas que se hacen desde Fedesarrollo. Estamos desde las reformas pensional, hasta la laboral. Estamos en el centro de los debates más importantes del país.

Viene este año la reforma pensional, ¿Cómo la ve?

Hay un interés del Gobierno de concretar una reforma. Creo que todos tenemos en la conciencia la importancia de reforzar un sistema de protección a la vejez. El sistema pensional que tiene grandes falencias, así que será de urgencia. Ojalá el Gobierno pueda concertar la reforma y presentarla.

Y en desempleo, ¿este año mejorará o empeorará?

Nuestra visión es que el crecimiento económico será más dinámico de lo que fue el año pasado. Estamos esperando un 3,5%, frente a 3,3% de 2019. (...) Si logramos 3,5%, podríamos ver mejores cifras mejores en términos de creación de empleo, y por ende, una reducción marginal en la tasa de desempleo.

¿Cuáles serían las condiciones para crecer a 3,5%?

Si la economía continúa como va, con esta dinámica del consumo privado, con la dinámica del sector comercio, la recuperación del sector de las edificaciones, y las obras civiles, uno vería que la economía llegará a 3,5%. La pregunta son los riesgos. Diría que hay unos riesgos en la economía mundial y que se desacelere más grave de lo previsto.

¿Las inversiones tendrán mucho protagonismo en parte por la reforma tributaria?

Estimamos que la inversión el año pasado creció 4,6% por encima de la economía que esperamos, que fue 3,3. Ese 4,6% indica una aceleración importante con base también en la ley de financiamiento. (...) Consideramos que continuará siendo uno de los jalonadores de la actividad económica, en parte, porque la inversión ha logrado materializarse.

La Confianza al Consumidor cayó bastante, ¿de qué depende que mejore?

La Confianza del Consumidor está atada no solo a la actividad económica, sino también al comportamiento de otras cosas. Uno debería ver que el promedio del Índice debería ser mejor que el año pasado. Esto no quiere decir que vaya a retornar al terreno positivo, porque puede que aún no, pero deberíamos ver cifras mejores en los próximos meses.