Acopi afirmó que creen que es posible una cifra cercana a 4%, pero la CUT dijo que esperan que este aumento salarial sea de aproximadamente 10% para el próximo año

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

El próximo mes se empiezan a poner sobre la mesa las diferentes propuestas para el aumento del salario mínimo, pero la semana pasada el Gobierno Nacional ya dio un abrebocas de la discusión. El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, en entrevista con RCN Radio, afirmó que el aumento de 2020 no será similar al de 2019, cuando se registró una de las mejores alzas en 10 años, con un crecimiento de 6%. Si esto sucede, el incremento para 2020 de los $828.116 estaría debajo de los $50.000.

Londoño aseguró que, debido a la tasa de desempleo que se ubica en 10,8%, no se está considerando “otro esfuerzo por parte del sector público ni de los empresarios de un aumento significativo por encima de la inflación”. Gremios como la Andi, Fenalco y Acopi coinciden con la postura del Gobierno, mientras que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Confederación General del Trabajo (CGT) tienen proyecciones diferentes.

De parte de los gremios, el ajustar y tener cuentas no tan alegres, es la clave. Bruce Mac Master, presidente de la Andi, puntualizó que el dato de desempleo dará la pauta en esta discusión, ya que “el objetivo debe ser disminuir el desempleo. Entre todos debemos tener los cinturones más ajustados. Disminuir el desempleo es algo que se debe cuidar con gran celo y generar iniciativas que no lo aumenten. Es muy importante buscar formas que hagan atractivo el empleo”.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, dijo la semana pasada que “volver a un precedente como el del año pasado, un incremento alto como 6 %, no es bueno para la generación de empleo del país y es regresivo. Tenemos que volver a mirar lo que constitucionalmente hemos señalado y es la inflación más la productividad”.

LOS CONTRASTES

  • Rosmery Quintero Presidente de Acopi

    “Considerando los factores que determinan este aumento como el IPC y el crecimiento de la economía, creemos que no va a ser posible excedernos de 4%”.

  • José Diógenes OrjuelaPresidente de la CUT

    “Por encima de la inflación, está la necesidad de que haya un incremento sustancial de salarios, lo ideal sería arrancar con un 10% e incentivar la producción agrícola”.

Los sindicatos representados en la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en cabeza de su presidente José Diógenes Orjuela, aseguró que un incremento sustancial en los salarios es lo ideal para la reactivación económica, por lo que “por encima de la inflación está la necesidad de que haya un incremento sustancial, lo ideal sería arrancar con 10% y que el Gobierno incentive la producción agrícola. No vamos a estar en discusiones de $20.000 o $30.000 porque es indignante para los trabajadores colombianos”.

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), explicó que su propuesta estaría lista a mediados de noviembre de este año. “Tiene que estar por encima de la inflación y que permita adquirir capacidad de compra para el salario de los trabajadores”, concluyó el líder sindical.