Cerca de 350.000 niños de la capital carecen de equipos con conectividad, fundamentales para reforzar sus procesos educativos

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Uno de los compromisos que quedaron consignados en el Plan de Desarrollo de Bogotá, denominado ‘Un nuevo contrato social y ambiental para la Bogotá del siglo XXI’, es la entrega de 100.000 dispositivos tecnológicos con conectividad para que los niños mejoren sus procesos de aprendizaje. Sin embargo, en la ciudad hay cerca de 350.000 menores que carecen de conectividad, por lo que la Secretaría Distrital de Educación lanzó una Donatón para llegar a la mayor cantidad posible de niños con estas ayudas. La titular de la cartera, Edna Bonilla, habló sobre esta y otras estrategias para garantizar el servicio de educación de calidad a todos los menores de la ciudad.

La semana pasada empezó la ‘Donatón por los niños’. ¿Cuál es el balance, a una semana de haber iniciado, y cuál es la meta de la campaña?
Iniciamos nuestra Donatón la semana pasada, el viernes cerramos con $245,7 millones en donaciones en dinero, contamos con 438 equipos nuevos y 82 equipos usados que han donado las familias en Bogotá. El Distrito, en su Plan de Desarrollo, estipuló que vamos con 100.000 tabletas asegurando la conectividad de los hogares. Vamos bien, pero necesitamos que los ciudadanos y los empresarios nos ayuden un poco más, porque en Bogotá tenemos cerca de 350.000 niños sin conectividad, entonces es muy importante recurrir a la solidaridad en estos momentos y contamos con ello.

¿Cómo puede hacer la gente para donar?
Es muy sencillo, a través de la página www.donatonporlosninos.gov.co. Se ingresa a la página y pueden hacer la donación en dinero, que es bastante sencillo: por los canales habituales, con tarjeta de crédito o débito a la cuenta, y se expide automáticamente el certificado de donación. Adicionalmente, en la misma página hay links para donar equipos nuevos, donde las personas nos dicen qué equipos pueden donar, los registran, y nosotros los recogemos en sus casas. La otra opción es la de los equipos usados, en la que las familias o empresas que cuenten con equipos usados diligencian el formulario, Rappi también se unió, y podemos recoger el equipo o pueden llevarlo al Envía más cercano. Envía ha sido muy generoso y parte de su donación es que recogen los equipos y nos los hacen llegar a donde vamos a alistarlos para la entrega. Tuvimos también la ayuda del Sena, que nos va a ayudar a refaccionar los equipos usados. Es muy fácil donar y queremos recurrir a la solidaridad de todos.

LOS CONTRASTES

  • Obdulio VelásquezRector de la U. de La Sabana

    Internet es un servicio público esencial que garantiza la continuidad de los estudios y se ha vuelto un instrumento necesario para los procesos de formación

¿Lo que se recaude con la Donatón será adicional a las 100.000 conexiones y 100.000 dispositivos anunciados por la alcaldesa en el Plan de Desarrollo?
Efectivamente, lo que se recaude es adicional a los 100.000. En Bogotá tenemos 350.000 niños sin computador, y la apuesta inicial de la Alcaldía son 100.000, que quedaron aprobados en el Plan de Desarrollo, pero queremos llegar a más niños, entonces requerimos muchos más. Sabemos que es cuestión de tiempo, pero también de solidaridad. Esperamos llegar al mayor número de niños, especialmente a los más pobres y vulnerables.

El 40% de niños de la ciudad no tiene conectividad, ¿qué estrategias han usado estos meses para que esos niños no pierdan su proceso educativo?
En Bogotá no hemos parado un solo día la educación, desde el momento en que los niños salieron de la presencialidad hemos mantenido todo el proceso de aprendizaje. Lo primero que hicimos fue no salir a vacaciones, y con ayuda de los maestros diseñamos ‘Aprende en Casa’, que es una estrategia que no pretende trasladar el colegio al hogar, pero sí mantener el ritmo de los niños. Para eso diseñamos cuatro formas de llegar a los estudiantes: el canal digital, con el que llegamos virtualmente con contenidos virtuales; televisión, donde tenemos dos franjas educativas, de 7 a 10 a.m. y de 2 a 5 p.m., con contenido para los niños y maestros; radio, donde hicimos una alianza con Mundo Radio y la emisora del Distrito, y vamos lunes, miércoles y viernes con trabajos, lecturas y podcast, entre otros. En esta, los niños tienen acceso a muchos contenidos, sobre todo fortaleciendo la lectura; y tenemos entrega física, donde hemos entregado 251.093 guías a los niños, material físico para que continúen con el proceso ‘Aprende en casa’.

Una parte fundamental de ese proceso de aprendizaje está en la alimentación. ¿Cuál es el balance a la fecha de la entrega de apoyos alimentarios?
Estamos muy satisfechos, nunca paramos el Plan de Alimentación Escolar, ningún día los niños han estado sin cobertura. Establecimos dos mecanismos: en las zonas rurales estamos entregando canastas alimenticias, hemos entregado 62.727 canastas en la ruralidad; y en la parte urbana nos fuimos por los bonos alimenticios, y con corte a junio 30 entregamos 2,13 millones de bonos. En este momento tenemos inscritas 738.547 familias, y para mí es muy importante mencionar que así los niños estén en vacaciones seguimos dando los bonos. Los niños de colegios públicos vuelven en una semana de vacaciones, pero entregamos estas ayudas también en vacaciones, porque el proceso alimenticio es fundamental para la educación y para la vida.

El Ministerio de Educación Nacional emitió las orientaciones para la reapertura de los establecimientos educativos, pero deja en mano de las alcaldías la expedición de las normas puntuales, ¿cuándo establecerán las directrices locales para la reapertura?
Somos claros en que tenemos que privilegiar el bienestar de toda la comunidad educativa. Hemos establecido unos criterios para una eventual reapertura, pero todavía no sabemos en qué momento hablaríamos de reapertura de colegios. Hay tres criterios fundamentales para una eventual reapertura: que se presente una disminución de la curva epidémica de casos, cuando se presente esa disminución evaluaremos la reapertura, pero mientras la curva esté en ascenso no están dadas las condiciones para abrir; la disminución de la positividad diaria en las muestras procesadas, que en este momento está subiendo; y el control o ausencia de brotes en algunas localidades. En este momento, entonces, no están dadas las condiciones.

¿La estrategia de reapertura se hará de forma diferenciada en función del desarrollo de la pandemia en cada localidad?
Estamos pensando en hacerlo de manera gradual y eso incluye la posibilidad de hacerlo por localidades, pero insisto en que en este momento no están dadas las condiciones. Mientras no se cumplan los criterios que mencioné anteriormente, creemos que no es prudente hablar de la reapertura de colegios.

La nueva Misión de Educadores y Sabiduría Ciudadana de la capital
El pasado 15 de mayo, la Alcaldesa de Bogotá, Claudia López, lanzó la Misión de Educadores y Sabiduría Ciudadana, que tiene como propósito proyectar una política pública del sector hacia 2024, cuando termina la administración actual; hacia 2030, que es el plazo establecido por la ONU para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); y hacia 2038, cuando la ciudad cumplirá 500 años de su fundación. La dirección de esta iniciativa para la construcción de una hoja de ruta estará a cargo del investigador Rodolfo Llinás.