viernes, 4 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

Pese a la entrega del nuevo terminal nacional, los pasajeros y funcionarios de Eldorado aún tendrán que movilizarse en bus, taxi o carro particular, porque están suspendidas las reuniones para llevar Transmilenio hasta el aeropuerto.

Así lo hizo saber, Juan Pulido, gerente de Opaín, en entrevista con LR.

¿Cómo van las mesas de trabajo con el Distrito para analizar la llegada de Transmilenio al aeropuerto?
Suspendidas, desde hace casi un año no hemos vuelto a ser invitados.

¿Con el cambio de director del IDU ve que el proceso pueda mejorar?
No lo sabemos. Depende del IDU y de Transmilenio. Los sistemas viales están diseñados de manera que los buses de Transmilenio se desplacen hasta Eldorado.

¿Ustedes están abiertos a continuar con las reuniones?
Lo hemos estado siempre. Llevamos cuatro años no sólo asistiendo a reuniones sino poniendo dinero, hemos invertido más de $5.000 millones en diseños, por voluntad propia, sin ninguna obligación.

Hablemos del aeropuerto, ¿cuándo tiene previsto entregarlo completamente?
Eldorado ha cumplido ya con siete hitos de los ocho previstos. La etapa de expansión finalizará en junio de 2014.

Pero si se adelantaron ocho meses para la entrega de la terminal nacional, ¿por qué no se puede con la entrega total?
Porque la secuencia no depende de la construcción de la obra sino de la operación. Hay que ir liberando posiciones a través de la demolición. No es posible hasta que en el mes de febrero traslademos a Avianca a la operación nacional y hasta que logremos hacer una demolición completa de la terminal y de la plataforma.

¿Cuál ha sido la inversión que se ha hecho en la modernización?
Hasta el momento, hemos gastado US$930 millones y el total estimado es de US$1.100 millones. El gasto es en inversión directa en Capex no en Opex, porque los gastos de operación son otros. En promedio, en gastos de honorarios, nómina, administración y comercialización (incluyendo vigilancia, limpieza y pago de servicios públicos) serían $120.000 millones anuales. Eso ubica a Eldorado en una envergadura enorme en tributación de servicios.

¿Cuándo piensan demoler la terminal vieja?
Las obras deben comenzar en el mes de noviembre y terminar a mediados del mes de marzo.

¿Y la torre de control?
La torre de control debería demolerse en el primer trimestre del próximo año.

¿Cómo garantizar que los pasajeros no tengan ningún problema con sus vuelos cuando ocurra la demolición?
Eldorado ha tenido un récord de no afectar al pasajero, considerando que es un aeropuerto en construcción.