La meta es ejecutar 325.000 intervenciones, que incluyen entornos barriales, con el fin de mejorar las condiciones de vida

Adriana Carolina Leal Acosta

De acuerdo con el Departamento de Prosperidad Social, entidad encargada de coordinar y ejecutar las políticas para la superación de la pobreza en el país, el avance en las obras de mejoramiento de vivienda y entornos barriales del programa Casa Digna, Vida Digna, con el que se busca mejorar las condiciones de habitabilidad de población vulnerable, es de 26%.

Según la entidad, la inversión alcanza $262.000 millones, que se materializan en proyectos de mejoramientos de condiciones de habitabilidad en 229 municipios, y obras de mejoramientos de entorno como parques, vías y centros comunitarios que ya se han entregado en 25 municipios.

La meta planteada para el cuatrienio son 325.000 obras de mejoramientos de viviendas, de las cuales ya se finalizaron cerca de 100.000.

Además, en materia de infraestructura social, la entidad destacó que se reactivaron 1.010 proyectos pendientes de ejecución por falta de interventoría en 29 departamentos, tasados en $1,89 billones y que se finalizaron 184 proyectos por $406.185 millones.

Por otro lado, destacaron que en educación se triplicó la cobertura del programa Jóvenes en Acción con más de 230.000 inscritos, y llegó a 1.102 municipios del país, ampliando los convenios con instituciones de educación superior para que no solo los jóvenes que habitan en zonas rurales puedan beneficiarse del programa, sino los que viven en zonas urbanas. 

Cabe señalar que el objetivo del Gobierno Nacional para 2022 es reducir la pobreza monetaria de 26,9% registrada en 2017 a 21% en 2022 (2,9 millones de personas menos en pobreza); la pobreza extrema de 7,4% en 2017 a 4,4% (1,5 millones de pobres extremos menos), y la pobreza multidimensional de 17% en 2017 a 11,9% en 2022 (2,5 millones de pobres multidimensionales menos).