Los gremios proyectan que la economía se contraería hasta 18% entre abril y junio debido a los impactos del cierre de actividades

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El primer trimestre de la economía ya reflejaba un débil comportamiento, y aunque no fue tan fuerte como en otros países de la región, el dato de 1,1% que se obtuvo dio la alerta de que ese solo era el inicio de la crisis.

LOS CONTRASTES

  • Sandra Forero Presidente de Camacol

    “De acuerdo con la información reciente, se puede estimar que para el segundo trimestre del año tuvimos una contracción anual de dos dígitos en la economía del país”.

  • Bruce Mac MasterPresidente de la Andi

    “Seguramente, tendremos el peor PIB trimestral de la historia. Sin embargo, hay que pensar en las acciones a futuro y que las cifras actuales muestran un cambio de tendencia”.

  • Jaime Alberto CabalPresidente de Fenalco

    “Calculamos que en junio la caída se moderó y habría sido cercana a 11%. Así, el PIB durante el segundo trimestre habría disminuido alrededor de 16%”.

  • Santiago CastroPresidente de Asobancaria

    “A pesar de que durante los meses de mayo y junio algunos indicadores mostraron repunte, este comportamiento no habría logrado compensar”.

  • Daniel VázquezPresidente de Fedelonjas

    “La llegada de la pandemia ha impactado la vida social y económica de todos los agentes de la economía, especialmente, durante el segundo trimestre de 2020”.

  • Juan Camilo NariñoPresidente de ACM

    “El segundo trimestre de 2020 puede será un periodo muy difícil para la economía nacional y la minería no ha sido ajena. Esperamos una caída de 10% en el PIB minero”.

  • Camilo SánchezPresidente de Andesco

    “Es muy triste para la economía; sin embargo, para nuestro sector no es así porque no ha tenido ese comportamiento, pero la economía general está en su peor momento”.

  • Jorge Enrique BedoyaPresidente de la SAC

    “Reactivar el empleo y el cuidado individual serán claves para recuperar el PIB. Y claro, iniciando con obras públicas que, sin duda, son un jalonador de muchos sectores”.

En promedio, los empresarios apuntan a que la caída podría ser de 16,5%, y coinciden en que será la peor contracción en la historia, la cual se desató por las medidas de confinamiento que paralizaron a todas las actividades, principalmente entre abril y mayo.

“Esta es una desaceleración sin precedentes de la actividad productiva local a causa de la pandemia y que por consecuencia trajo las medidas de confinamiento”, agregó Santiago Castro, presidente de Asobancaria.

Aunque fueron consultados, muchos de los gremios prefirieron no dar una cifra, y de los que lo hicieron, unos tuvieron una postura conservadora y otros una más pesimista, pero todos coinciden en que será el reto más grande para el futuro del país. Por ejemplo, Asobancaria y Andesco prevén una caída de 17% y 18%, respectivamente, y aseguran que esto dejará secuelas para el resto de año y proyecciones futuras.

Por otro lado, Fenalco y Acodrés apuestan por una contracción de 16% y 15%.

De los gremios consultados por LR ninguno estimó que el sector al que pertenecen haya tenido un crecimiento en el segundo trimestre. En el caso del sector inmobiliario, el presidente de Fedelonjas, Daniel Vázquez, aseguró que como era previsible el segundo trimestre resulto ser el periodo con mayor deterioro no solo a nivel general, sino también en el sector, “el impacto que se preveía se ratificó con las bajas cifras de desempleo”, dijo.