.

Se prevé que lluvias bajarán hasta 30% como consecuencia del fenómeno de El Niño

martes, 3 de octubre de 2023

Según el último reporte del Ideam, el fenómeno se extenderá hasta abril y sus mayores efectos se sentirán entre diciembre y febrero

El segundo semestre de 2023 lo marcó la oficialización a nivel global del Fenómeno de El Niño el pasado 4 de julio por parte de la Organización Meteorológica Mundial, OMM.

Con esto, se encendieron las alarmas sobre el impacto que pueda traer en términos de salud pública, esto porque se prevé que en 2024 se alcancen máximos históricos en los niveles de temperatura. En materia económica, se espera pueda impactar en el precio de alimentos y del sector de energía.

Aunque por el momento en Colombia es incierto el impacto que pueda tener el evento climático, el Ideam realiza monitoreo constante sobre los niveles de temperatura.

De acuerdo con Jorge Giovanni Jiménez, subdirector de Metereología de la entidad, “El Niño sigue en evolución. Esperamos que se termine de consolidar durante este segundo semestre de 2023, las probabilidades son superiores a 95%”.

Y agregó que “es muy probable que El Niño se extienda hasta abril de 2024. Los mayores efectos esperamos que ocurran durante la temporada seca del año, es decir, entre diciembre de 2023 y febrero de 2024”.

De hecho, en el informe de Predicción Climática del Ideam del pasado septiembre se detalla que la temperatura media del aire aumentará entre 0,5 y 2,0 grados centígrados en gran parte del país durante los meses de noviembre, diciembre y marzo.

Las lluvias se reducirán en casi 30% como consecuencia del fenómeno de El Niño
Gráfico LR

Respecto a la reducción de precipitaciones, la estimación de la entidad es que durante el trimestre consolidado entre octubre y diciembre de 2023 se verá un déficit de entre 10% y 20% con respecto a los promedios históricos en La Guajira, Cesar, norte del Magdalena, norte-centro de Bolívar y Sucre en la región Caribe; en los departamentos de Norte de Santander, oriente de Cundinamarca y algunos sectores de Boyacá en la región Andina; y Casanare y Arauca en la Orinoquía.

Y para el trimestre consolidado entre enero y marzo de 2024 se estiman disminuciones de lluvias entre 10% y 30% en las regiones Caribe, Andina y Pacífica; y algunos sectores de Arauca, oriente de Vichada y Guainía.

Para el resto de país, se esperan registros de lluvia cercanos a los promedios climatológicos.

Aunque por el momento no se ha evidenciado con claridad el impacto de El Niño en sectores como el agro, Luis Hernando Ríos, experto de Corabastos, señaló que los comerciantes ya tienen incertidumbre ante la compra de las cosechas.

“Ya estamos viendo, por ejemplo, que las frutas están llegando a Corabastos con un alto grado de madurez, esto por las altas temperaturas”. Este factor es clave, porque según explicó Ríos, esto incide en “la calidad de los productos, y en consecuencia en los precios. Hay incertidumbre por parte de los comerciantes para comprar las cosechas. Una alternativa a la que pueden recurrir los productores es acelerar el proceso de recolección para que las temperaturas no impacten sus cosechas”.

LOS CONTRASTES

  • Luis Hernando RíosExperto de Corabastos

    "Las altas temperaturas están incidiendo en la calidad de los productos, y por ende en los precios. Los comerciantes tienen incertidumbre de comprar las cosechas".

  • Jorge Giovanni JiménezSubdirector de Meteorología del Ideam

    "“Es muy probable que El Niño se extienda hasta abril de 2024. Sus mayores efectos esperamos que sucedan entre diciembre de 2023 y febrero de 2024".

Sobre productos como el arroz, Rafael Hernández, gerente de Fedearroz, explicó a LR que al momento no han sentido el impacto. “Esta cosecha se termina en los próximos 15 días, por lo cual esta ya estaba madura y lista para recolectar. En cuanto a lo que viene, El Niño puede llegar a afectar las siembras que iniciaron en agosto.

Si las altas temperaturas se acentúan en zonas de riego como el Tolima y el Huila, sí se puede afectar el panorama. Continuamos en monitoreo”.

En esa línea, Emerson Aguirre, presidente de Augura, comentó que “hasta el momento, se han registrado reducciones en el volumen de lluvia para Urabá y Magdalena de 20% sobre el promedio histórico. Para nuestra cosecha, se espera que los mayores impactos sean a partir de diciembre de 2023 y hasta abril de 2024, meses típicamente secos para estas regiones”.

De acuerdo con Corficolombiana, el PIB del sector agropecuario crece 0,5 puntos porcentuales menos en periodos de este fenómeno, el cual históricamente ha tenido un impacto negativo en la productividad de los cultivos. Además, podría haber presiones inflacionarias.

El pico de El Niño llegará en diciembre

Según pronósticos del Columbia Climate School de la escuela de investigación de la Universidad de Columbia, el pico del fenómeno de El Niño llegaría en diciembre. De hecho, a nivel mundial varios organismos han lanzado alertas sobre la problemática.

Hace unos días, el Banco Central Europeo, BCE, destacó que para finales de 2023 los alimentos valdrían hasta 9% más si el fenómeno se da con fuerza. Mantienen en 95% la probabilidad que El Niño esté con fuerza de enero a marzo. Magdalena, Atlántico y Cesar serían algunos de los departamentos más afectados.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Laboral 16/07/2024 Con la sanción, más de 10 millones de personas pasan a Colpensiones

La nueva ley dejará en firme el sistema de pilares, y consolidará, entre otras cosas, los subsidios para los adultos mayores que nunca cotizaron

Hacienda 18/07/2024 Llega a la Corte Constitucional la primera demanda en contra de la reforma pensional

Los congresistas señalaron que no se discutió de manera adecuada el proyecto y que la demanda es por inconstitucionalidad

Ambiente 15/07/2024 MinAmbiente modificó fecha de presentación de COP16, será para el 22 y 23 de julio

Según la información del Ministerio, la modificación en la presentación de la agenda se debió a cambios en compromisos de los voceros