.
ECONOMÍA La guerra entre Uber y los taxis para prestar un servicio de transporte de calidad
miércoles, 7 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Colombia hace parte de la lista de países que tomaron acciones para sacar a Uber de circulación, una empresa de servicio de transportes con presencia en 53 ciudades del mundo y que se ha autodenominado como una “organización de consumo colaborativo”.

No solo aquí los usuarios se quejan por el regular servicio que prestan los taxis, la situación se repite en grandes ciudades como Nueva York, Delhi (India) y Barcelona a donde también llegó Uber al identificar esa necesidad de calidad que, en el caso de Colombia, es exigida por un nicho de personas que están dispuestas a pagar más.

Sin embargo, la Superintendencia de Puertos y Transportes (a través de la circular 024) resolvió que inmovilizar los vehículos de servicio público o particular que funcionen bajo la plataforma de Uber en el país dado que no cumplen con las características que debe tener una empresa de su tipo.

El Ministerio de Transporte ha alegado que no basta con que la empresa esté legalmente registrada, sino que le exige tener su aval. Pero Uber ha justificado que no lo necesita dado que no tiene ningún vehículo bajo su propiedad. “Somos una plataforma tecnológica para facilitar el transporte y contamos con afiliados que tienen los permisos para funcionar como transporte especial y cuentan con las mismas responsabilidades que los taxis amarillos”, dijo en su momento el gerente de la multinacional en el país, Michael Shoemaker.

Liz Cordero, representante de los conductores y propietarios de la firma, argumentó que su servicio no es ilegal, ya que los propietarios de los vehículos afiliados también compraron una capacidad transportadora, “no es un cupo, como sucede con los taxis, pero sí hay una inversión aplicada a una empresa legalmente constituida y habilitada por entes gubernamentales”.

Una situación similar se presentó en España, donde tras meses de puja con el gobierno y los taxistas la empresa tuvo que suspender sus actividades por la sentencia de un tribunal que alegaba violación de las normas de seguridad del transporte colectivo.

Este argumento es el mismo que utilizan los taxistas en Bogotá como bandera de una campaña que han emprendido contra la operación de Uber. Según los voceros, la falta de regulación del Gobierno ha permitido que una empresa con cientos vehículos en operación les haga competencia sin tener que asumir las exigencias que a ellos se les hacen, entre ellas, y quizá la más significativa, el cupo que los autoriza a operar y que se ha convertido en el principal activo de este negocio con un valor de $90 millones, por la especulación.

“Lo que esta situación deja en evidencia es que hay que reevaluar el modelo de operación de los taxis y encontrar una solución donde se replantee el concepto de ‘cupo’ como mecanismo para regular la cantidad de vehículos”, explicó José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional.

Además, en sus palabras, Uber es una realidad económica a la que se le ponen trabas para operar por cuenta de una legislación que no quiere reconocer que “hay gente que está dispuesta a pagar más para obtener mayor comodidad y seguridad”. Y es que mientras la tarifa mínima con los taxis es de $3.900 (en el caso de Bogotá), Uber es 30% superior.

Pero lo que más atrae de esta idea que nació en San Francisco (Estados Unidos) en 2010, además del hecho de que funcione por medio de una aplicación para dispositivos móviles, es la garantía de que el usuario evite situaciones como el cobro irregular por carreras, las discusiones con los taxistas, la negación del servicio por el lugar de destino, los paseos millonarios, entre otros.

Para lograrlo la empresa exige a cada socio conductor aprobar un riguroso proceso de verificación que incluye: antecedentes judiciales, policiales, procuraduría, infracciones de tránsito, historia crediticia y experiencia en servicio al cliente. También solicitan seguro todo riesgo, póliza de responsabilidad civil, Soat, tarjeta de operación del Ministerio de Transporte (cuando aplica), revisión técnico-mecánica, tarjeta de propiedad, licencia de conducción y cédula.

Es por esto que operadores como Taxis Libres, el más grande con 55.000 conductores, emprendieron una campaña para defender su oficio titulada ‘¡No más ¿para dónde va?!’ que incluye una calcomanía “como símbolo de reconciliación con los usuarios”. Además, han trabajado en certificarse ante el Instituto Distrital de Turismo (IDT) y le insisten a la administración locales les permita acceder a otro tipo de capacitaciones.

También han sido asiduos defensores de una economía de la que dependen más de 100.000 familias solo en la capital del país, pues muchos vehículos tienen más de un propietario y dos conductores, cuyo perfil más común “es el taxista bachiller, entre 32 y 62 años, estrato dos, que responde económicamente por 3 personas, arrendatario de vehículo que paga $60.000 diarios al dueño y que trabaja entre 12 y 14 horas diarias”, indicó Eduardo Hernández, presidente de Taxis Libres.

Pero se especula que detrás de esta campaña que busca acabar con Uber se estaría gestando su reemplazo, ahora que los empresarios evidenciaron que están dejando un segmento de la población desatendido, que exige más. Por lo pronto voceros de Uber, en un comunicado, se mostraron sorprendidos por la circular expedida por la Superintendencia “cuando actualmente se encuentra en curso, y en etapa inicial, una investigación administrativa adelantada por la misma”. También pidieron espacios de diálogo con las autoridades nacionales para que se valoren “las necesidades de los ciudadanos y los avances que la tecnología ofrece para solucionarlas”.

Las opiniones

Eduardo Hernández
Presidente de Taxis Libres
“Es posible que se presente un escenario de competencia asimétrico entre taxis y Uber por la falta de regulación”.

Javier Antonio Jaramillo
Superintendente de Puertos y Transporte
“El proceso se encuentra en investigación y recursación, comenzamos con Uber pero estamos detrás de las demás”.

Michael Shoemaker
Gerente de Uber para Colombia
“Uber no tiene ningún vehículo, nosotros somos la plataforma tecnológica para facilitar el transporte”.

José Stalin Rojas
Director del Observatorio de Movilidad Unal
“Uber atenta contra los monopolios de taxistas que son una realidad en Bogotá,la lucha es por ese nicho”.

MÁS DE ECONOMÍA

Salud 25/07/2021 El país superó meta de aplicar 25 millones de vacunas contra el covid-19 para este mes

Según el reporte del Ministerio de Salud, el país llegó a ese total luego de aplicar 307.814 dosis en las últimas 24 horas

Turismo 26/07/2021 En 57% aumentó el ingreso de extranjeros en el país en junio frente a mayo, según Anato

Anato estima que para el primer semestre del año hayan ingresado entre US$950 y US$1.200 millones por concepto de viajes y transporte aéreo de pasajeros.

Turismo 27/07/2021 España suspendió ingreso de colombianos por razones de orden y salud públicas

Según indicó el Ministerio de Interior de ese país, la medida no cobija a los ciudadanos españoles ni a sus familiares extranjeros

MÁS ECONOMÍA