La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

El informe del centro de pensamiento indicó que “con este resultado, la confianza completó ocho meses consecutivos de recuperación, que solo fue interrumpida en el mes de julio”.

En cuanto al resultado anual, entre septiembre de este año y 2015, se observa una caída de 6,4% según la encuesta.

Las razones del comportamiento es porque los consumidores ven una “mejora en el componente de condiciones económicas, mientras que el indicador de expectativas se mantuvo prácticamente inalterado. Con relación a septiembre de 2015, ambos componentes presentaron una contracción”.

En cifras, la mejora del ICC con respecto a agosto se explica por un aumento de 10,6 puntos porcentuales (pps) en el indicador de condiciones económicas. “Con relación a septiembre del año anterior, ambos componentes disminuyeron, el de expectativas en 9,6 pps y el de condiciones económicas en 1,6 pps. Con el resultado de este mes, el indicador de condiciones económicas completó siete meses consecutivos de recuperación, tendencia que solo se interrumpió en el mes de julio”, dice el informe.

Cómo le fue a las ciudades

El índice aumentó respecto al mes anterior en las cinco ciudades. Fedesarrollo destaca el comportamiento en Bucaramanga y Barranquilla.

“En Bucaramanga y Barranquilla, los balances registraron un incremento de 16,3 y 8,5 pps, respectivamente. Con respecto a septiembre del año anterior, la confianza se redujo en las cinco ciudades analizadas”, explica el estudio. 

En cuanto a los estratos, la confianza aumentó en los de nivel medio y bajo con alzas de 5,6 y 4,8 pps, respectivamente.  “Frente a septiembre del año anterior, la confianza de los consumidores aumentó únicamente en el estrato alto. Con el resultado de este mes, los balances de los estratos medio y bajo completaron dos meses consecutivos de recuperación”. 

Otra de las preguntas que hace la encuesta es sobre la intención de comprar vivienda, en ese aspecto se tuvo como resultado que la disposición a comprar vivienda mejoró en las cinco ciudades encuestadas, particularmente en Bucaramanga y Medellín, cuyos índices exhibieron un incremento de 38,1 y 23,9 puntos.