De los 32 departamentos del país, 20 tienen una mayor tasa de pobreza multidimensional que el promedio nacional

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Entre 2016 y 2018, en Colombia ingresaron 1,1 millones de personas a la pobreza multidimensional, en un indicador en el que Guainía, Vaupés y Vichada cerraron el año pasado con la mayor tasa de incidencia. Así lo reveló ayer el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), que hizo público este dato por departamento, luego de que en mayo revelara que la tasa a nivel nacional fue de 19,6%. Es decir, que 9,69 millones de colombianos se encuentran bajo esta condición.

El indicador mide cinco dimensiones de calidad de vida: educación; condiciones de niñez y juventud; trabajo; salud; y condiciones de vivienda y servicios públicos, que en su conjunto suman 15 indicadores. Quienes se encuentren en situación de pobreza multidimensional tienen algún tipo de barrera de acceso a estas condiciones básicas. En el caso de Guainía, 65% de su población sufre de este tipo de pobreza, mientras que en Vaupés y Vichada la proporción llega a 59,4% y 55%, respectivamente.

“También tenemos a Bogotá liderando la menor tasa de pobreza multidimensional, pero hay casos destacados como Risaralda, Cundinamarca, Santander y San Andrés, en lo que tiene que ver con los contextos urbanos del país”, agregó Juan Daniel Oviedo, director de la entidad estadística.

A nivel nacional, 20 de los 32 departamentos tuvieron una mayor tasa de pobreza multidimensional que el promedio nacional. Si se observa solo los centros poblados y rural dispersos de los departamentos, la incidencia fue de 39,9%. Aquí, nuevamente, Vaupés (78,8%) y Guainía (72,7%) tienen los centros poblados con mayor pobreza. Según Oviedo, el crecimiento en este indicador a nivel nacional se explica, en parte, por el mal desempeño que tuvo la condición de aseguramiento en salud.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “Estamos dando herramientas mucho más precisas para que la política pública pueda abordar estos problemas que afectan las condiciones de bienestar”.

  • Carlos Alberto GarzónEconomista de la Uni. de la Sabana

    “En términos de salud, el esfuerzo no es tan difícil, como es en habitabilidad, porque solo se tendría que afiliar. Es mucho más fácil trabajar en este campo que en el de vivienda”.

El director del Dane dijo que la presencia de migrantes venezolanos no cubiertos por los planes de salud podría tener incidencia, pues esta medición tiene las mayores privaciones en las zonas de frontera. Carlos Alberto Garzón, economista de la Universidad de la Sabana, coincidió en que “la migración tiene que tener un efecto dentro de los indicadores de pobreza”.

El informe también mostró la incidencia por sexo, que reveló que las mujeres más pobres están en Guainía (56,3%) y La Guajira (54,2%), mientras que los hombres están en Guainía (67,2%) y Vaupés (64,4%).