La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Sanchez Pedraza - msanchez@larepublica.com.co

El valor de Isagen aumentó 11% por cuenta del apetito tanto de empresas nacionales como extranjeras por 57,6% de las acciones de la tercera generadora de energía del país.

Dos de los jugadores colombianos que han manifestado su interés en el proceso, el Grupo Argos y la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), ratificaron que seguirán en la puja, pese al aumento del precio base para la oferta de acciones.

El Consejo de Ministros decidió aumentarlo de $2.850 a $3.178 por acción, debido al gran número de empresas interesadas en el proceso de enajenación. Con la ampliación, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, la puja empezará en $5 billones y no en $4,5 billones como se había previsto en principio.

“No es precio conservador, es un precio agresivo. El valor de $3.178 por acción significa que Isagen va a salir a un valor de 20 veces las utilidades de la compañía en 2015 o 9,7 veces el Ebitda, el cual es superior al de los posibles interesados”, explicó Cárdenas, quien dijo que la primera etapa del proceso de venta, para los empleados y exempleados de Isagen y las organizaciones solidarias se iniciará lo más pronto posible, una vez se expida el decreto con la nueva valoración.

Ante el aumento, las dos empresas nacionales que han manifestado su interés en la puja señalaron que siguen interesadas en el proceso. José Alberto Vélez, presidente del Grupo Argos, aseguró que “con nuestras filiales de energía Celsia y Epsa, mantenemos el interés de participar en el proceso. Todavía no conocemos las reglas del procedimiento de venta puesto que no se ha expedido el aviso de la primera etapa ni el reglamento. En materia de precio estamos evaluando las implicaciones de la decisión del Gobierno”.

Entre tanto, Sandra Stella Fonseca, presidenta del Grupo Energía de Bogotá, indicó que “seguimos firmes e interesados para participar en el proceso. Tenemos una capacidad de apalancar inversiones para proyectos futuros de Isagen”.

El mercado respondió positivamente al aumento del precio base. A la fecha el título ha tenido un incremento promedio en su precio de 15,6%, pasando de cotizarse a finales de julio en $2.720 a un precio de $3.115 en la jornada de ayer.

Entre inicios de agosto y comienzos de septiembre, la acción mantuvo un precio promedio de $2.900 y $3.105, llegando a un máximo en la última sesión cuando se cotizó en $3.145 debido al anuncio del Consejo de Ministros. Sin embargo, para Alejandro Reyes, director de investigaciones económicas de Ultrabursátiles, no es positivo que el Gobierno cambie el precio de referencia.

“El mercado, debido a la demanda por los títulos, se iba a encargar de ajustar el valor para llegar al precio actual. No era necesario cambiar el precio base, lo que vemos es más un anuncio político, para responder a las críticas que señalaban que Isagen se iba a vender a un valor muy bajo”, explicó Reyes.

A pesar de que la acción ha tenido en los dos últimos meses un comportamiento al alza, según previsiones de los analistas, su mal desempeño en septiembre, en el que registró una caída del 5,19%, se debe a la incertidumbre que hay con su venta y a las contradicciones que se han generado entre aquellos que no ven correcta la negociación.

Las opiniones

José Alberto Vélez
Presidente del Grupo Argos

“Mantenemos el interés de participar en el proceso. Todavía no conocemos las reglas del procedimiento de venta puesto que no se ha expedido el aviso”.

Sandra Stella Fonseca
Presidenta del Grupo Energía de Bogotá

“Estamos evaluando este nuevo anuncio del Gobierno Nacional para poder hacer la mejor oferta posible y estamos a la espera de que el Gobierno inicie el proceso para poder participar”.