En el Decreto 746 de 2020, se incluyen los mecanismos de trabajo para el transporte público y escolar en medio de la coyuntura

Juan Sebastian Amaya

El Gobierno expidió el Decreto 746 de 2020 que brinda a las entidades territoriales cuya vocación rural o características geográficas, sociales, étnicas, económicas u otras propias del territorio impidan la normal prestación de los servicios de transporte público, la posibilidad de constituirse transitoriamente como zonas diferenciales de tránsito y transporte, promoviendo la formalización del servicio de transporte.

El Decreto señala que esta constitución puede ser de manera individual o a través de la conformación de un grupo de municipios.

Además, hace referencia a las zonas diferenciales para el transporte para garantizar acceso en condiciones seguras y los usuarios puedan hacer efectivo el servicio público de transporte.

El Decreto contempla la posibilidad de crear zonas diferenciales para la prestación del servicio de transporte escolar. El Alcalde presenta la solicitud ante el Ministerio de Transporte para revisión de condiciones operativas y que el Ministerio de Educación acredite si las condiciones de la zona diferencial afectan el acceso y/o permanencia efectiva de los niños en el sistema educativo.

El Decreto permite la coordinación efectiva entre el Ministerio de Transporte y Ministerio de Educación para la constitución y reconocimiento de estas zonas diferenciales, en las que las condiciones de transporte convencional afectan el acceso y permanencia de sus estudiantes al sistema educativo, de manera que se identifiquen medios de transporte escolar en los que reconoce los diferentes modos y modalidades que se dan en el territorio rural, rural disperso y urbano de difícil acceso. Es decir, mayor accesibilidad y la seguridad en el transporte escolar.

Las excepciones al transporte no convencional que genera esta normatividad fortalecen el sistema de transporte escolar, al que lo cataloga como un servicio esencial que promueve el acceso de los niños, niñas y adolescentes, y que contribuye a la permanencia dentro del sistema educativo.

“Gracias a este Decreto se mejoran las condiciones de acceso para la población que, debido a las largas distancias entre su hogar y la escuela, o la dificultad del transporte, se encuentra por fuera del sistema educativo. Asimismo, potencia las capacidades de las comunidades educativas para asegurar aprendizajes significativos y el cumplimiento de las trayectorias educativas completas”, aseguró la ministra de Educación, María Victoria Angulo.