El Gobierno Nacional reportó más de 1200 familias damnificadas y el traslado de 131 hogares afectados

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co

Luego del desbordamiento de varios ríos a causa de las fuertes lluvias presentadas durante las últimas horas, Iván Duque ordenó a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) un constante monitoreo de los Llanos Orientales.

Al respecto, Duque señaló que “le hemos dado una instrucción muy clara a la Unidad de Gestión del Riesgo para estar colaborando con los gobernadores, con los alcaldes, con las autoridades locales, y estaremos esta noche haciendo un monitoreo sobre la situación, y mañana también a primera hora”.

Durante el fin de semana pasado la región presentó varios problemas de inundaciones por culpa de las lluvias torrenciales. Sin embargo, Duque aseguró que junto a la Gobernación del Meta y los municipios afectados atendieron a 1245 familias damnificadas; además, los daños provocados obligó al traslado de 131 hogares.

Villavicencio, Acacias, Guamal, El Dorado, El Castillo, San Luis de Cubarral, Granada, Lejanías y San Juan de Arama son algunos de los municipios afectados. Las autoridades, no obstante, han mantenido operativos para apoyar a las familias que se han visto perjudicadas.

Los ríos Ariari, Guape, Guatiquía, Cal y Guama han presentado desbordamientos y han afectado diversas plantaciones de los municipios aledaños. Las vías de la región también resultaron averiadas; el tramo de Cubarral hasta Arrayanes y la vía Cubarral hacia El Dorado y El Castillo sufrió daños estructurales en el viaducto. Por esta razón, las autoridades mantienen una restricción preventiva hasta la llegada de un experto.