jueves, 1 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

El control en los altos costos de los insumos para la producción de leche constituye la principal solicitud que hoy le están haciendo las asociaciones ganaderas del país al Gobierno Nacional, para ganar competitividad frente al Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, que entró ayer en vigencia.

Gran parte de esta solicitud se explica porque mientras los precios pagados al productor se cotizan alrededor de $912, según información suministrada por el Ministerio de Agricultura, los costos de los insumos tienen crecimientos acelerados. El año pasado los insumos y materias primas registraron alzas por encima de la inflación, es decir, mientras el índice de precios al consumidor y la inflación de alimentos estuvieron por debajo de 3%, el índice de costos ganaderos revelado por el Dane, llegó a 5,8% en leche.

Según Reynaldo Vásquez, presidente de Fedecoleche, tan solo con los mecanismos de nutrición el productor colombiano tiene una evidente desventaja frente a productores del exterior, pues el sistema de alimentación del ganado local a base de concentrados y materias primas importadas, como el maíz y la soya, aumentan los costos de producción hasta en un 20%.

“La producción de leche debe estar focalizada en las pasturas porque es lo más barato que hay a nivel mundial, el Gobierno debe reestructurar la producción de forrajes y heno de alta calidad para que la ganadería colombiana sea más eficiente”, dijo Vásquez.

En ello coincide Alejandro Estévez, director ejecutivo de Asonormando, tras afirmar que los costos elevados en insumos que están teniendo que pagar los ganaderos, es uno de los aspectos más sensibles a la hora de competir con los productos lácteos y leche en polvo que llegan del exterior. “Mientras se compren materias primas costosas, la sumatoria de los TLC convertirán al negocio lácteo en inviable. Está claro que los productos externos llegan con precios más competitivos”, dijo.

De esta forma Estévez llamó la atención al Gobierno para que brinde asistencia técnica a los pequeños ganaderos, con el fin de que se especialicen en pasturas de calidad como lo hacen en Nueva Zelanda, Argentina y Europa.

Pero la alimentación no es lo único que preocupa a los productores del país; de acuerdo con Gonzalo Maldonado, director ejecutivo de Asojersey, los altos costos de energía eléctrica y de medicamentos que se suministran a los bovinos, han llevado a la quiebra a un gran número de ganaderos. Según el directivo, actualmente los ganaderos locales pagan por estos rubros 30% más que los europeos.

Productores alertan sobre la ejecución del Conpes lácteo
Las críticas de los ganaderos sobre la ejecución de los recursos del Conpes lácteo no cesan. Aunque el sector cuenta desde 2010 con este documento que define políticas de apoyo al sector para que pueda enfrentar en mejores condiciones la agresiva competencia producto de los TLC, los ganaderos coinciden en que hasta ahora no se ha visto celeridad en la ejecución de los recursos que superan los $50.000 millones. Carlos Andrés Pinilla, presidente del Comité de Ganaderos de la Hoya del Río Suárez, señaló que lo grave es que existe un desconocimiento sobre cómo acceder a los programas para el fortalecimiento del sector.