El director del Dane aseguró que la línea de pobreza monetaria per cápita nacional en 2019 se ubicó en $327.674

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) actualizó el reporte de pobreza monetaria anual para la vigencia de 2019 e informó que tras un cambio en la metodología, 35,7% de la población se encuentra en situación de pobreza monetaria, lo que significa que frente a 2018 la cifra creció un punto porcentual, es decir, que 661.899 personas ingresaron a esta situación.

En las cabeceras municipales el dato se incrementó a 32,3% y en los centros rurales subió hasta 47,5% el año pasada, esto es 1,5 puntos porcentuales más frente a lo que se reportó en 2018. "Hubo una reducción de 56,4% de pobreza en las zonas rurales en 2012 a 47,5% en 2019, es decir, que se redujo 8,9% puntos porcentuales la pobreza entre 2012 y 2019, mientras que para el total nacional la reducción fue de 5,1 puntos porcentuales entre 2012 y 2019", dijo el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo.

En este sentido, Oviedo resaltó que la línea de pobreza monetaria extrema per cápita nacional en 2019 fue $137.350 y para el caso de un hogar de cuatro personas fue de $594.400. Así mismo, para la pobreza monetaria la línea límite se ubicó en $327.674 y en el caso de un hogar de cuatro el dato asciende a $1.310696.

En cuanto a la situación de pobreza monetaria extrema, el director anunció que este indicador se incrementó de 8,2% en 2018 a 9,6% en 2019, lo que significó que 728.955 personas más ingresaron a esta situación. El año pasado, en el total nacional, 4.689.000 personas se encontraban en situación de pobreza monetaria extrema.

Según el comunicado de prensa de la entidad, "la ciudad con menor porcentaje de pobreza monetaria en 2019 fue Manizales A.M. con 20,6%,
seguida de Cali A.M. con 21,9%. La ciudad con mayor incidencia de pobreza monetaria en 2019 fue Quibdó con 60,9%, seguida de Riohacha con 49,3%".

Perfiles del hogar según pobreza monetaria

Para el total nacional, 38,2% de las personas que pertenecían a un hogar cuya jefatura era femenina, eran pobres; mientras que 34,4% de las personas en hogares con jefatura masculina lo eran.

"Los perfiles del jefe de hogar que presentan mayor incidencia de pobreza están relacionados con: la desocupación, la posición ocupacional de patronos y cuenta propia, el tener un nivel educativo bajo y la no afiliación a seguridad social. Por ejemplo, a nivel nacional, la incidencia de la pobreza de los hogares cuyo jefe de hogar se encuentra desocupado es de 58,8%, cuando es patrono o cuenta propia es de 44,7%, cuando no ha alcanzado la secundaria es d 46,8% y cuando no está afiliado al sistema de seguridad social es de 47,7%", informó el boletín del Dane.