De acuerdo con información de Bioenergy no ha sido posible obtener nuevas fuentes de financiación en el corto plazo

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Bioenergy, la destilería de etanol de caña de azúcar, filial del Grupo Ecopetrol, dio a conocer a través de un comunicado su opinión oficial sobre la actual situación de la empresa, pues de no lograr los objetivos esperados en el proceso de reorganización, existe la posibilidad de pasar a la siguiente fase que es la liquidación judicial, decisión que está en cabeza de la Superintendencia de Sociedades.

Vale destacar que, el nivel de endeudamiento, diversos aspectos operacionales y administrativos, así como variaciones en las condiciones del mercado llevaron a Bioenergy a acogerse a la Ley de insolvencia empresarial y actualmente continúa en el proceso de reorganización, al cual fue admitida en marzo de 2020.

“La compañía ha articulado todos los esfuerzos en la búsqueda de medidas de mitigación focalizadas principalmente en la reducción de costos y gastos y renegociación de la deuda a niveles adecuados para continuar la operación. Sin embargo, no ha sido posible obtener nuevas fuentes de financiación en el corto plazo”, dice Bioenergy en su comunicado.

Lo anterior generó la materialización de un escenario de inminente iliquidez para la sociedad Bioenergy S.A.S., a la cual le es imposible atender las obligaciones propias de su operación y estructurar una fórmula de pago que soporte un eventual acuerdo de reestructuración bajo la Ley de Insolvencia.