.
COMERCIO Costos de los fletes marítimos para importar de China aumentaron 300% por pandemia
miércoles, 17 de febrero de 2021

Con la pandemia hay una escasez de contenedores que ha hecho que el flete para importar desde china pase de US$2.000 a US$8.000

Carolina Salazar Sierra

Entre los múltiples efectos que ha tenido la pandemia sobre la economía también están las consecuencias que trajo sobre el precio de los fletes que deben pagar los importadores colombianos para traer mercancía desde China y que han incrementado hasta 300% desde el inicio de la crisis sanitaria.

Según dijo el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, antes de la pandemia el precio para transportar un contenedor desde China estaba en alrededor de US$2.000, mientras que hoy el precio alcanza, en promedio, US$8.000, es decir, aumentó 300%. Este es el flete para contenedores de 40 pies, que tienen 12 metros de largo y 2,30 metros de alto, con una capacidad de volumen de entre 18 y 19 metros cúbicos.

“Tengo quejas de empresarios que nos han dicho que han visto cómo los fletes han crecido de manera extraordinaria”, dijo Javier Díaz, presidente de Analdex. Además, añadió que hoy “los fletes son cinco veces más altos que el promedio de los últimos tres años”.

El aumento en los precios se remonta al inicio de la pandemia. Tras disminuir el número de contagios en China, esta reactivó su economía y producción y empezó aumentar sus exportaciones; mientras que en Europa y América la producción y las exportaciones disminuyeron y el personal disponible para descargar en los puertos era menor, lo que hizo que los contenedores se represaran y acumularan en los puertos, sin regresar a China, generando escasez del equipo para transportar.

“La escasez de contenedores actual es básicamente por eso, todos estamos consumiendo de China, estamos importando, pero los países no están produciendo ni exportando en esa magnitud para que haya una rotación de contenedores, entonces se están quedando en las estaciones, no están retornando a China, que es el mayor productor y de donde sale el mayor flujo de contenedores”, dijo Alejandra Castañeda, experta en comercio exterior.

Además de que los contenedores quedaron represados en los puertos, desde septiembre la demanda de productos chinos aumentó por las compras de fin de año y, con el aumento de la demanda y la poca oferta de contenedores, el precio del flete continuó en aumento. “Europa, por ejemplo, en septiembre, hizo el triple de pedidos para no quedarse sin productos para final de año, estimando la siguiente cuarentena. Entonces básicamente todo esto hizo que colapsara”, dijo Alejandra Robaggio, manager para Colombia de Claire Global.

De hecho, según un informe de la Cepal, la Costa Oeste de América del Sur (Coas) presentó una caída en la actividad de los puertos de 15% entre enero y junio de 2020 comparado con el mismo periodo de 2019. Resaltando, además, que las importaciones colombianas disminuyeron 17,4% en 2020 y, en específico, las importaciones desde China cayeron 5,2%, según cifras reportadas por el Dane.

Por otro lado, la escasez de los contenedores ha afectado a los exportadores por la disponibilidad de los mismos para llevar sus productos al extranjero. Según Castañeda, la disponibilidad de los contenedores ha disminuido en 30%, aproximadamente.

A pesar de las consecuencias negativas de la escasez, las expertas afirman que esta situación también puede ser una oportunidad para los exportadores.
“Es una oportunidad muy interesante para Colombia y para América Latina. Nosotros seríamos unos buenos sustitutos. Los costos en China son mucho menores a lo que manejamos acá, pero cuando tú ya tienes un sobrecosto de US$7.000 o de US$6.000 por el flete, entonces empiezas a hacer la evaluación”, dijo Castañeda.

Las oportunidades para los productores colombianos ya están a la vista. “Salen propuestas a último minuto con empresas grandes porque se están quedando sin producto para vender en supermercados, a sus clientes. Ellos maquilan en Asia pero no les están respondiendo con los tiempos de entrega y los fletes están muy caros”, manifestó Diego Silva CEO Pro Fit Nutrition.