Se pactaron tratos desde comerciales hasta otros que tenían que ver con cultura

Joaquín M. López B.

Ayer en la Casa de Nariño, el presidente Iván Duque recibió a su homólogo de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen y a su delegación con la que sostuvieron una reunión. En ella se suscribieron acuerdos bilaterales en seguridad, migración, cultura, turismo, inversión, economía, industrias creativas y lo que ellos llamaron “el fortalecimiento de la democracia a nivel regional”.

Los Jefes de Estado destacaron su complacencia por el progreso del diálogo bilateral franco de ambas naciones y el reforzamiento de la confianza mutua con la que se están abordando, de manera integral, todos los temas de la agenda bilateral.

En este sentido, se acordó establecer un Gabinete Binacional, que constituirá el más alto mecanismo de relacionamiento, diálogo político y coordinación de políticas públicas entre ambos países.

También se acordó negociar la firma de un Memorando de Entendimiento sobre cooperación entre Panamá y Colombia para el fortalecimiento de los controles migratorios.

Frente a esta área, ambos dirigentes acordaron reactivar los mecanismos de seguridad bilateral, y protocolos tales como la Comisión Binacional de Fronteras (Combifron) y las reuniones de los altos mandos militares y policiales de ambas naciones.

Acuerdos comerciales
Las delegaciones coincidieron en la conveniencia de revisar y profundizar los rubros cubiertos por el actual Acuerdo Comercial de Alcance Parcial, vigente entre ambos países.

Los dos mandatarios manifestaron su complacencia con el desarrollo de las reuniones sostenidas entre los equipos técnicos de comercio de ambos países, que permitieron tratar asuntos de interés bilateral, buscando puntos de encuentro beneficiosos.

Los cuerpos diplomáticos de Colombia y Panamá coincidieron en apoyar el fortalecimiento institucional del Ministerio de Cultura, a través de una serie de visitas de expertos y ponencias sobre industrias creativas y artesanías.
Aquí se pactó implementar un plan piloto para la protección del patrimonio panameño en el área de Portobelo y su transformación en un polo de desarrollo turístico.

Como son varios tratados entre comercio y organización logística, cada delegación podrá adelantar misiones entre los países para ejecutar el plan aprobado por los dos Jefes de Gobierno.