Con Decreto se eligieron a los miembros de la Comisión Tributaria, encargada de revisar las exenciones del sistema en el país

Adriana Carolina Leal Acosta

En medio de la incertidumbre económica que ha dejado la pandemia se abre nuevamente la posibilidad de que, en el mediano plazo, se haga una nueva reforma al sistema tributario colombiano, pues el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, recibirá la asesoría de expertos internacionales.

Esta vez la propuesta la hará la denominada Comisión Tributaria, que se empezará a reunir en un máximo de cuatro meses y que arrojaría resultados en un máximo de 18 meses, es decir que las conclusiones se conocerían en un plazo máximo en abril de 2022.

El grupo será conformado por miembros del Gobierno y cinco analistas internacionales que ya fueron elegidos por el Ministerio de Hacienda, según quedó consagrado en el Decreto 855 de 2020. Estos son: Harry David Rosenbloom, Pascal Francois Dominique Saint-Amans, Kent Andrew Smetters, Brian James Arnold y Jeffrey Phillip Owens.

Según el articulado, la tarea de este grupo será estudiar los beneficios vigentes en el sistema tributario nacional, con el objeto de evaluar su conveniencia y “proponer una reforma orientada a mantener los beneficios tributarios que sean eficientes, permitan la reactivación de la economía, fomenten el empleo, el emprendimiento y la formalización laboral, empresarial y tributaria”.

Así las cosas, y pese a que esta idea fue parte de la Ley de Crecimiento Económico de 2019, algunos expertos consideran que dará las condiciones para que nuevamente se tramite una reforma, en la que en principio se eliminarían las exenciones dadas a las empresas el año pasado.

“Una de las dificultades es lograr ajustes estructurales en el sistema por la dificultad para llegar a acuerdos, pero una misión de este tipo facilita esos acuerdos, ya que tiene legitimidad al ser independiente y se evita que se interprete como un tema político”, dijo Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario.

A lo anterior, el economista agregó que los problemas del sistema tributario no se derivan de una sola reforma, sino que es necesario “replantearlo, lograr unas tasas más homogéneas sin diferencias de sectores y eliminar una cantidad de exenciones que generan dificultad y falta de transparencia”, concluyó.