Más de 32% se reducirán los volúmenes de precipitación en el Caribe, según pronósticos del ideam.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El gran número de lluvias que se han presentado en los últimos días en varios departamentos y el eventual fin de los efectos del fenómeno de El Niño en el país son los dos principales factores para anticipar que comenzará la temporada de lluvias en Colombia, la cual se podría prolongar a lo largo de los próximos meses y en la que regiones como el Caribe y la Orinoquía serán en las que menos se experimentarán las precipitaciones.

Según el más reciente informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), para el trimestre consolidado marzo-abril- mayo (MAM), “se prevén precipitaciones por debajo de lo normal en gran parte del territorio colombiano; excepto en algunos sectores de la Amazonía, Región Pacífica, sur de la Orinoquía y nororiente de la región Caribe donde se estiman volúmenes de precipitaciones cercano a los promedios históricos”.

Aunque en general se prevé que haya un aumento de lluvias respecto a lo presenciado en marzo, el Ideam informó que las mayores reducciones de los volúmenes de lluvias serán en Caribe y Orinoquía con 32% y 28%, respectivamente.

“Estamos a mediados de marzo, termina la temporada seca y empieza la temporada de lluvias. Los bogotanos tendrán más días de lluvias, nubosidad e incluso tormentas eléctricas. No descartamos granizadas ni vientos fuertes”, explicó Yolanda González Hernández, directora del Ideam.

La entidad también aseguró que estacionalmente y de acuerdo con la climatología del país, marzo se caracteriza por ser el mes de transición entre la primera temporada “seca” del año y el inicio de temporada lluviosa centrada en abril-mayo para la región Andina. De hecho, los volúmenes de precipitación para esta región, empezarían a aumentar con respecto a meses atrás.