Tras la polémica por los acuerdos en anteriores administraciones, se conoció que en febrero la administración hizo un nuevo acuerdo por $300 millones

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Días después de que LR revelara una serie de convenios en las administraciones anteriores de David Alonso Toro, hoy alcalde de Jericó, con AngloGold Ashanti, se conoció un nuevo documento en el que se establece que en febrero de este año se firmaron nuevos acuerdos financieros entre las dos partes, a pesar de las críticas que han llegado desde varios sectores.

Se trata de un pacto firmado por el representante legal de Quebradona, Bonzi Yokomizo Baptista Dos Santos, y el mandatario local, en el que se establece una ayuda monetaria por $300 millones para impulsar el desarrollo de los servicios de transporte de la población estudiantil. El convenio, dice el documento, se extiende por 10 meses y advierte que no representa ninguna relación entre las partes.

Aunque de fondo ese acuerdo no pacta cláusulas para beneficiar la empresa o promover los desarrollos que traería un posible distrito minero en Jericó, varias voces de Antioquia alertan que esta serie de acuerdos muestran “rotundamente” las posibles ayudas que podría recibir la empresa en el corto o mediano plazo.

Fernando Jaramillo, vocero de la Veeduría Ciudadana de Jericó, explicó, por ejemplo, que “estos convenios interadministrativos entre la administración y AngloGold abren la posibilidad de injerir en las actividades y tener un favorecimiento a la empresa minera. Yo creo que los municipios tienen la suficiente capacidad económica para responderle a sus comunidades y a los proyectos que se ejecutan en los territorios”.

El convenio firmado en esta Alcaldía establece, expresamente, que hay un acuerdo de confidencialidad entre el municipio y la empresa. En este apartado, se aclara que Jericó asume la obligación de confidencialidad en varios términos. Uno de ellos: “Mantendrá bajo reserva y sin revelación a terceras personas, toda la información confidencial que le sea suministrada para los fines de la ejecución del presente convenio”.

El acuerdo de este año se suma a los que ya firmó Toro en su administración anterior (2012 - 2015). Tras este nuevo pacto, el funcionario ya habría recibido en sus dos últimos periodos de alcalde un total de $1.910 millones para la inversión comunitaria.

De hecho, tal y como se lo confirmó Toro a LR, todos estos acuerdos han sido para favorecer a la comunidad. “He dicho que lo hice consciente para favorecer a la comunidad en el tema de transporte escolar, mejoramiento de las vías rurales, y mejoramiento en la cultura y deporte”, dijo.

Si bien estos recursos han levantado ampolla en diversos sectores del departamento, el exalcalde del municipio Carlos Augusto Giraldo envió una carta a LR expresando que “para un municipio de sexta categoría como Jericó, gestionar recursos con el departamento y la Nación son acto cotidiano”.

Según explica Giraldo, “la incapacidad de los municipios pequeños para atender sus competencias y los requerimientos ciudadanos es un hecho por el país entero conocido. Gestionar y lograr recursos de la empresa privada pasa a ser un acto meritorio. No pocos municipios del país, sobre todo los pequeños, expiden su propia política municipal de gestión de recursos a través de la figura de responsabilidad social empresarial”.

Esa misma opinión la tiene Nicolás Carrero, socio director de Carrero & Asociados, quien aseguró que “los municipios pueden recibir recursos de particulares, diferentes a impuestos y regalías, siempre y cuando sea desinteresada y no sea onerosa”, la lupa se posa sobre este municipio antioqueño pues son muchos los sectores que han evaluados los efectos negativos que traería la explotación de cobre de AngloGold.