Según en articulado empleadores no podrán permitir el ingreso de trabajadores que residan en las zonas que estén en cuarentena

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

La Alcaldía de Bogotá acabó de publicar el nuevo Decreto 169 de 2020, que entrega los lineamientos del aislamiento preventivo obligatorio que empieza a regir por diferentes localidades en Bogotá a partir de mañana.

En el primer artículo, como ya lo había anunciado la Alcaldesa Claudia López, se da continuidad al aislamiento preventivo obligatorio de todas las personas en Bogotá a partir de las cero horas (00:00 a.m.) del día 16 de julio de 2020, hasta las 11:59 p.m. del 31 de agosto de 2020, con las condiciones establecidas a hoy y también se señala que se continúa con el pico y cédula para el ingreso a establecimientos comerciales.

Sobre la declaratoria de Alerta Naranja y la cuarentena más estricta por zonas, se especifica que otras excepciones de movilidad, además de la que ya habían explicado de abastecimiento y adquisición de alimentos, productos farmacéuticos; prestación de servicios públicos y privados de salud; cuidado de mayores, personas menores de 18 años, dependientes, enfermos, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, y de animales, y personas que estén encargadas del orden público, seguridad general y atención sanitaria.

El documento entonces añade, como en el primer aislamiento, otras 17 actividades que estarían excluidas como: abastecimiento y distribución de combustibles; la cadena de alimentos y elementos de salud; la cadena de elementos de salud y alimentos de mascotas; el comercio electrónico y empresas de mensajería; comercialización de productos de establecimientos y locales gastronómicos, incluyendo los ubicados en hoteles, con domicilios y entrega para llevar; la cadena que garantice la operación de servicios públicos e infraestructura TI; servicios funerarios; servicios financieros y notariales; vigilancia privada; servidores públicos y estatales; medios de comunicación; personal indispensable para obras civiles, y servicios de transporte como taxis, con uso de apps y reservas por teléfono.

Entre las directrices que da la Alcaldía agrega que los empleadores no podrán permitir el ingreso de trabajadores que residan en las zonas que estén en cuarentena, si no se encuentran en las excepciones, y también que estos deben establecer mecanismos de teletrabajo o trabajo en casa para los trabajadores y contratistas que habitan en las localidades señaladas.

Consulte todo el documento en el PDF adjunto.