.
COMERCIO

Tres de cada cuatro mujeres prefiere aplicarse la tintura capilar en su propia casa

jueves, 7 de julio de 2022

Un estudio de Kantar Worldpanel muestra que tras la pandemia cambiaron los hábitos de consumo de varios productos de belleza

¿Cuáles son las rutinas de los colombianos a la hora de adquirir cosméticos y fragancias?, ¿cambiaron en algo las formas de consumo y pago durante la pandemia? Kantar Worldpanel realizó un estudio entre 1.036 hogares colombianos, indagando las marcas que prefieren, las formas de pago más recurrentes y los productos más buscados en la categoría de belleza (maquillaje, fragancias y tintes capilares), así como de aseo del hogar.

El estudio mostró que, a la hora de comprar la canasta básica, 57% de los hogares no usan el crédito ni las cuotas para adquirir sus productos, lo que significa una mayor concientización del uso del dinero. Otra cifra interesante es que 45% no sacrifica los gustos de los niños en alimentación y prefieren como consumidores adquirir productos más económicos que permitan satisfacer a todos los miembros de la familia.

“Para Kantar es importante identificar estos cambios en la forma de consumo de los colombianos. Esta información se convierte en un gran insumo para las empresas que venden estos productos, ya que les permite generar estrategias de mercadeo que puedan satisfacer las nuevas necesidades de los clientes bajo un panorama de mayor restricción y alta inflación”, dijo John Studers, Expert Solutions Manager para Colombia de Kantar división Worldpanel.

Productos de belleza

El tinte de cabello es un producto muy popular, especialmente entre las amas de casa. Tras la pandemia, el estudio descubrió que 75% de consultadas prefiere aplicarse el tinte en su casa, comprándolo por fuera de los salones de belleza (85%) e incluso 15% de consultadas dejaron de usar el producto en el último año.

Oler bien es otro punto de interés. Se mostró que, en consumo de perfumería, 62% de los encuestados conservan el hábito de compra de uno de esos productos y 38% cambiaron sus rutinas tras la pandemia. De ese porcentaje, 19% adquiere un nuevo frasco cuando se le acaba; otro 18% compra menos fragancias, 13% lo hace durante las promociones, 7% busca versiones más accesibles y 6% no usa esos productos.

En el tema del maquillaje, por su parte, las cifras muestran cambios relevantes. Por ejemplo, 31% de mujeres compran menos maquillaje, 15% cuando se le acaba, 9% no los adquiere y la misma proporción lo hace solo con promociones.

“La gente compra por comprar, porque está de moda o lo sacó una persona famosa, pero no se toman el tiempo de investigar con qué marcas se sienten cómodas. Es notorio el incremento del consumo de esos productos y hay algunos tan versátiles que no se usan bien, como el corrector, que la gente los consume buscando un beneficio que no es el adecuado”, señaló Alexandra Halla, maquilladora profesional.

Finalmente, el estudio concluyó que “se puede destacar la necesidad creciente que tendrán las marcas para poder entender las causales de estos cambios y como adaptar su oferta para un comprador que es potencialmente distinto al que nos encontrábamos hace apenas dos años”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA