Perspectivas económicas

GUARDAR

Esta semana se celebró tanto en Londres como en Bogotá el encuentro ‘Colombia a Los Ojos de Wall Street’. En Londres, la reunión estuvo organizada por la Bolsa de Valores de Colombia y tuvo la presencia del Presidente Duque, del equipo económico del Gobierno y de destacados empresarios colombianos e internacionales. En Bogotá, por otro lado, el Seminario llevado a cabo el miércoles fue organizado por Anif, Fedesarrollo y el Council of The Americas y abordó los Desafíos Económicos y Políticos de la Administración 2018-2022. La discusión del Programa Económico de la Administración 2018-2022 estuvo a cargo del viceministro de Hacienda, en tanto que el director de Fedesarrollo abordó el tema del entorno internacional y la economía colombiana, y el presidente de Anif lo relacionado con el desempaño macro-financiero de Colombia y perspectivas 2019-2020. También se desarrollaron un par de paneles, el uno económico que llevó por título ‘Colombia a los Ojos de Wall Street’, en el que participaron expertos financieros locales y extranjeros y otro de corte más político sobre la gobernabilidad y desafíos de la crisis de Venezuela, con participación de analistas políticos.

En lo que hace a las perspectivas económicas de Colombia, hubo un consenso en el sentido de que la economía colombiana se viene reactivando, aunque a un ritmo inferior al que se tenía previsto y tanto Fedesarrollo como Anif proyectaron que la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) alcanzará un 3,3%, un ritmo algo inferior al previsto por el gobierno y por las entidades multilaterales de crédito que sitúan la tasa en el 3,6%.

En lo que hace a las perspectivas fiscales, la discusión y las diferencias de opinión fueron un poco más acentuadas, pues si bien hubo un relativo consenso en el sentido que en el año en curso la perspectiva fiscal está despejada como resultado de la reactivación de la economía y los recaudos fiscales adicionales provenientes de la Ley de Financiamiento del 2018, existen discrepancias que se hicieron manifiestas en el curso del Seminario sobre la capacidad que tendría el Gobierno de cumplir adecuadamente la regla fiscal en los años venideros sin tener que recurrir a una nueva reforma tributaria dirigida a elevar la presión o carga tributaria en Colombia.

La apuesta del gobierno en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp) del 2019, que se dio a conocer en días recientes, es que el panorama fiscal está despejado pues la Ley de Financiamiento aprobada en el 2018 representa un cambio estructural, gracias a la significativa reducción en la carga tributaria empresarial, la cual proveerá un impulso adicional a la inversión originada en la reducción en costo de uso del capital dados los incentivos fiscales a la inversión privada. Prevé, en consecuencia, que la inversión contribuirá a acelerar la actividad productiva en los próximos cinco años. El Mfmp proyecta tasas de crecimiento del PIB de 3,6% para el 2019, 4,0% (2020), 4,2% (2021) y 4,4% (2022). El escenario de mediano plazo de las finanzas públicas de la Nación, de acuerdo al Gobierno, permitirá la estabilización y reducción de la deuda pública y no contempla la realización de reformas tributarias a futuro, lo cual generará seguridad jurídica en el sector empresarial, y potenciará el crecimiento económico y la generación de empleo. Ojalá tenga razón el Gobierno.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés