Analistas

Financiamiento del Plan Maestro de Transporte

GUARDAR

El XII Congreso Nacional de Infraestructura que se realizó en Cartagena la semana pasada centró su atención en el denominado Plan Maestro de Transporte Intermodal 2035, PMTI, cuyas bases fueron lanzadas y discutidas durante el evento. Se analizaron varios aspectos de este, como su contenido y proyectos en los ámbitos del transporte terrestre, fluvial, ferroviario y de vías terciarias; su impacto potencial en la competitividad y la logística, su incidencia en el desarrollo regional, la institucionalidad del Plan, y su financiación. El Presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), planteó que el montó del PMTI, excluyendo el componente de vías terciarias, en principio, se estima será de $208 billones durante el período 2015-2035. En términos del número de kilómetros de vías de conexión, la red básica multimodal completa entre sistemas de ciudades, puertos y pasos de frontera será de 13.000, sin tomar en cuenta la red de integración mediante interconexiones con regiones apartadas. El Plan es adicional al inmenso esfuerzo de financiamiento de las vías de cuarta generación 4G se viene adelantado. 

Sobre la estrategia de financiamiento y particularmente de los recursos requeridos para la amortización de las obligaciones que se adquirirían para financiar el Plan, se destacó la importancia de combinar los pagos de peajes por parte de los usuarios con una serie de impuestos, cargas y tributos, tales como la elevación de los impuestos a la gasolina, el impuesto de rodamiento y la imposición de impuestos a los vehículos nuevos. También se sugirió estudiar la posibilidad y conveniencia de establecer otras contribuciones y fuentes de recursos como la de valorización, la monetización de activos de la nación e inclusive nuevas e imaginativas contribuciones al Estado provenientes de la concesión de tierras baldías. Si bien es cierto que los montos requeridos de recursos parecen factibles de obtener, en el curso del debate se recalcó, primero, que en el Plan no estaban incorporados los recursos para vías terciarias que se estima serán del orden de $50 billones adicionales y, sobre todo, que las necesidades de recursos para emprender las obras serán cercanos al 1,5-2,0% del PIB anualmente y sus fuentes fiscales deben ser materia de análisis por parte de la Comisión de Expertos Tributarios que estudia las bases de la nueva reforma tributaria estructural que requiere el país. En el curso de las discusiones también se mencionó que para tener acceso a los recursos del financiamiento resulta de la mayor importancia mantener la estabilidad macroeconómica y adoptar reformas institucionales dirigidas a reducir el riesgo país.

Si bien en el Congreso de la CCI hubo consenso que el actual programa de las concesiones de Cuarta Generación marcha muy bien y que, a la luz de las experiencias con estas, se resalta la importancia de emprender el Plan Maestro del Transporte Intermodal, de las deliberaciones también surgió la convicción que su exitosa realización requiere mucho más que sus tres etapas de definición de proyectos, reforma a la institucionalidad y una adecuada financiación en que se fundamenta el Plan. El ámbito de gobernabilidad del país, de la estabilidad macroeconómica y la profundización de las reformas estructurales que mantengan y reduzcan el riesgo país y consoliden la confianza internacional en nuestras instituciones es de igual importancia que los elementos propios del Plan Maestro.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés