Analistas

La era digital y la Felicidad

GUARDAR

Es inevitable que en la medida en que la tecnología empieza a coger más fuerza, todos se preguntan hasta dónde vamos a llegar con la era digital y qué tanto va a involucrarse e impactar las vidas de las personas. Algunos ya se han preguntado si la tecnología hace a las personas más felices o no.

Esta es la razón por la que quise entrevistarme con Carolina Angarita Barrientos (Gerente General/ GM en Discovery Networks & VP), quien tiene amplia experiencia en el mundo digital desde Ennovva, Google y ahora en Discovery. Angarita me comentó que la dificultad o el reto más grande que se tiene en el tema de la tecnología es la barrera del lenguaje.

La tecnología es una herramienta que facilita todos los procesos, ejemplo un carro o un avión, pero sucede a menudo que cuando se utilizan siglas o cambios en el lenguaje, las personas se confunden mucho y al no entender generan un bloqueo, siendo que muchas veces es entender que es lo mismo con tan solo un lenguaje un poco diferente que tan solo requiere de una sentada y explicación.

Dice que es lo mismo cuando se está aprendiendo algún idioma, al principio no se entiende, sino que en la medida en que se aprenden los códigos, empieza a tener sentido cada frase. “Es lo mismo con otras palabras”.

Lo importante es tener un “espíritu joven”, que quiera aprender, ya que tarde o temprano lo tendrán que utilizar y es mejor hacerlo y aprenderlo de forma amorosa y no a las malas.

Esto es vital, ya que para 2020 se cree que 50% de la fuerza laboral será de nómadas digitales, quienes trabajan de forma remota desde cualquier lugar del mundo, cosa diferente al teletrabajo.

La tecnología ha ido cambiando el estilo de vida de cada ser humano, desde el trabajo, hasta la forma de interacción con los demás. Lo importante es que las herramientas están hechas para ser bien utilizadas, de esta forma la gente puede ser más feliz y no el contrario.

Existen varios miedos que hacen que a la gente le dé ansiedad y no sea feliz, uno de ellos es que piensa que entre más tecnología exista menos puestos de trabajo van a haber, y que las máquinas remplazarán al hombre. Este miedo radica en lo que vemos de forma cercana, como por ejemplo el remplazo de las personas que entregaban tiquetes para el ingreso a los parqueaderos de los centros comerciales, quienes fueron remplazados por máquinas, o la quiebra de empresas como Blockbuster. Miedo válido, lo que la gente no sabe es que por cada 70 empleos que desaparecen, 200 son creados. Claro, empleos que tienen que ver con tecnología, pero por eso es importante iniciar la educación en materia, sea que usted tenga 15, 70 u 80 años, ya que hay empleo para todos.

La tecnología hace eso, globaliza el conocimiento y amplía la posibilidad de trabajo.

El segundo miedo es en cuanto a la interacción con los demás, pero aquí sí hago un llamado a todos mis lectores. Fuimos los seres humanos los que inventamos la tecnología y somos los únicos que podemos adiestrarnos en cómo es la mejor forma de interactuar con ella, porque nunca una máquina remplazará el calor humano de las personas, y somos nosotros los que debemos trabajar en las relaciones interpersonales.

Así que hago una amplia invitación a no tener miedo, a educarse y a interactuar de forma sana con la tecnología para que sea un medio de felicidad y no de estrés.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés