.
Analistas 11/12/2021

Inclusión: internacionalización

P. Harold Castilla Devoz
Rector General de Uniminuto

Mucho se habla de la internacionalización en los sistemas educativos de orden terciario, reconociendo que este factor es clave para lo que hoy se espera en los procesos de aprendizaje de los estudiantes y graduados; que estos tengan competencias globales en el marco de un mundo que exige de ellas integrar las dimensiones de la vida. Todas las Instituciones de Educación Superior (IES) y los marcos normativos de los sistemas de educación superior de los países han procurado que, en la perspectiva de la calidad, se tenga en cuenta la internacionalización.

Aunque las implicaciones de estos procesos de internacionalización demandan muchos recursos para las IES por lo que significan las movilidades de estudiantes y profesores, pero también las dinámicas investigativas de las comunidades académicas, hoy vemos como gran oportunidad el uso y apropiación de ecosistemas virtuales para conectarse en línea, y así, continuar prestando un servicio de calidad. Lo virtual brinda mayores oportunidades de colaboración para la internacionalización de la educación superior a menor costo.

Muchas asociaciones académicas de diferentes continentes están desarrollando programas en torno a la internacionalización como proceso colaborativo y de integración cultural en un mundo más global, en el que están sumergidos los estudiantes de las IES. El cambio vivido a consecuencia de la pandemia y el uso mayor del internet -aunque existan restricciones para poblaciones vulnerables-, nos lleva a expresar que el cambio probablemente se mantendrá tras la emergencia sanitaria. El uso intensificado de tecnologías digitales en la entrega de los servicios y gestión de la educación superior es lo más natural en el desarrollo de las IES. El desafío es hacer que los sistemas sean más inclusivos.

El desarrollo de los programas de Aprendizaje Colaborativo en Línea Internacional (COIL) son una gran alternativa de implementación de los enfoques y mediciones de la internacionalización de las IES. Allí, en esos programas, los estudiantes de diferentes países se inscriben en cursos compartidos, con los miembros de la facultad de cada país co-enseñando y administrando el trabajo del curso. Cada vez son más IES en el mundo que se integran en estos programas; en términos de acceso, cobertura e inclusión se puede afirmar que el intercambio virtual y el programa COIL han sido más exitosos que aquellos que se limitan a la movilidad física.

Lo más significativo de estas posibilidades para la internacionalización de los sistemas educativos superiores está en que los estudiantes en línea pueden experimentar otras culturas diferentes a las propias, y así, abrir sus mentes. Es necesario e importante que los estudiantes experimenten que su mundo va más allá de sus propias fronteras. Es por ello, que la internacionalización debe ser un proceso intencional, que busque la integración de la dimensión global en todos los aspectos de las IES lo que, a su vez, es un apalancador del mejoramiento en la calidad de las funciones sustantivas.

Para que la internacionalización sea verdaderamente inclusiva es importante que cuente con el apoyo de la gobernanza institucional y que no se mire de labios para afuera. Los planes de acción son fundamentales para que las IES tengan diferentes rutas para promoverla como, por ejemplo, a través de la educación continua. En este nivel, los profesores aprenden a trabajar con aulas o contenidos internacionales, y tienen la oportunidad de incluir el elemento global e intercultural en el contenido curricular. Existen otras áreas al interior de las IES que fomentan, con programas, proyectos o iniciativas, la interacción nacional e internacional, incentivando un mayor acceso y cobertura a la movilidad nacional o internacional -física o virtual-, a la internacionalización en casa, al aprendizaje intercultural colaborativo en línea, a las estancias de investigación, y más allá, como a la doble titulación.