.
Analistas 14/04/2021

Un buen inicio del 2021

Óscar Díaz Martínez
Presidente de la Junta Directiva de Acipet

Después de un año complicado como lo fue 2020, las nubes grises han ido desapareciendo y un horizonte más claro se vislumbra. Hechos muy determinantes como el inicio de la vacunación contra el covid-19, la apertura de fronteras y la recuperación de las principales economías, nos permiten sentir cierto grado de optimismo.

En el sector minero-energético, factores como el fuerte invierno de febrero tanto en Europa como en Estados Unidos, los acuerdos de recortes de producción entre los países de la Opep+ y la estabilización entre la oferta y la demanda, han permitido que los precios del petróleo retornen a valores vistos antes de la pandemia. No obstante, en algún momento puntual se llegase a pensar que los precios llegarían a US$100 por barril, la realidad es que valores entre los US$50 y US$60 son los más razonables.

Ahora que se avecina el verano y que se prevé un incremento en la demanda de energía, los países productores que lograron con su estrategia conjunta de recortes recuperar los precios, van a proceder con el incremento paulatino de la producción buscando nivelar, con precaución, la oferta y la demanda, y obviamente una mejora en sus ingresos.

Sin embargo, la nueva ola de contagios que ha conducido a nuevos confinamientos en Francia e Italia, lo que es una señal de la necesidad de ser prudentes con las proyecciones y de ser mesurados con el optimismo.
Con respecto a nuestro país, se tienen tres temas importantes:
El incremento en los precios de petróleo que ha generado un clima de mayor tranquilidad, permitiendo el desarrollo de proyectos suspendidos el año inmediatamente anterior. La consecuencia, más que obvia, la mejora en los ingresos de la Nación.

II). Los pilotos para los Yacimientos No Convencionales como tema de política pública. Los opositores de la técnica han utilizado los medios de comunicación para generar confusión y desinformación. Más que de un sustento técnico-científico, en la mayoría de los casos ha primado el imaginario al no contar con hechos y datos que confirmen sus argumentos. Con dos proyectos ya definidos, Kalé por parte de Ecopetrol y Platero por parte de Exxon-Mobil, se espera que, una vez surtidos los espacios para lograr la licencia social-ambiental, estos inicien perforación en el 2022.

El lanzamiento del cuarto ciclo del proceso permanente de asignación de áreas de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, denominado Ronda Colombia 2021. Este proceso será el real termómetro de la manera cómo las compañías de la industria nacionales y extranjeras visualizan las oportunidades en Colombia, tanto por su prospectividad como por su seguridad jurídica.

En síntesis, este comienzo de año ha sido más que positivo y más allá de las buenas señales recibidas en este primer trimestre, solo nos queda esperar cómo finalmente se logra manejar el tema de la pandemia, hecho quizás, el de mayor incertidumbre aún por encima del precio de los combustibles. Se recomienda optimismo moderado y si bien es cierto hemos aprendido de esta dura experiencia, la eventual presencia de los denominados “cisnes negros”, deben estar presentes en los espacios de planificación por escenarios a realizarse por cada empresa o sector de nuestra industria.