Analistas

Los 25 años del CNA

GUARDAR

Luis Felipe Gómez Restrepo - rector@javerianacali.edu.co Rector Universidad Javeriana Cali

Este año se cumplen, en diciembre, 25 años de la reglamentación del Consejo Nacional de Acreditación. Y con el Consejo se podría decir que este cuarto de siglo es también la historia de la acreditación de alta calidad en nuestras universidades. Es un momento propicio para hacer un balance de la calidad universitaria en el país.

El Consejo Nacional de Acreditación es la pieza fundamental del componente del Sistema Nacional de Acreditación, creado por la Ley 30 de 1992 y reglamentado por el Decreto 2904 de diciembre 31 de 1994. Su objetivo central es “Contribuir con el fomento de la alta calidad en las Instituciones de Educación Superior y garantizar a la sociedad que las instituciones y programas que se acreditan cumplen los más altos niveles de calidad y que realizan sus propósitos y objetivos”.

La acreditación es de carácter académico, pero termina impactando todo el universo organizativo en las instituciones, permitiendo, a su vez, valorar la diversidad y pluralidad de los proyectos educativos que las universidades dan vida con base a la autonomía universitaria, consagrada en la Constitución Nacional. El modelo del CNA significa reconocer la necesidad de la doble mirada interna y externa para conocer, validar y mejorar la calidad. El no quedarse en miradas de exceso de autonomía que desembocan en la imposibilidad de evaluar y juzgar con una mirada crítica el proyecto educativo y sus logros. O, en otras palabras, el modelo sirve para superar la dificultad de la autocrítica en las organizaciones.

Estos 25 años han dado muchos frutos y las universidades así lo reconocemos. Es un momento propicio para ver el futuro de la calidad universitaria. Y que valoremos profundamente el aporte que tanto hacen las universidades estatales, como las privadas, al único servicio público de la educación superior. El esquema mixto que puede ser cada vez más impactante si hacemos la tarea de la calidad desde ambas ópticas.

Mirando hacia el futuro, creemos que debemos trabajar porque el modelo de calidad integre:

- Un modelo que evolucione hacia una concepción más simplificada en los insumos y procesos y más compleja en los impactos. Esto significa, por ejemplo, un énfasis mayor en resultados e impacto de las actividades sustantivas. Se deben afinar un conjunto de indicadores comunes (mínimos) a partir de rúbricas bien establecidas que sirvan para hacer una correcta evaluación.

- Un monitoreo permanente del conjunto de indicadores comunes que revisa periódicamente los avances. De esta manera se supera el papel “reacreditador” que ha tomado el modelo por uno mucho más dinámico que permita evidenciar mejoras y rectificar trayectorias. El monitoreo permanente es para mejoramiento, no una auditoría para encontrar problemas, sino para resolverlos.

- Un trabajo continuado sobre los planes de desarrollo y mejoramiento más que sobre diagnósticos de procesos, lo cual es propio de la primera acreditación a lo sumo, pero no de renovaciones.

- El aseguramiento del aprendizaje integral como un factor esencial del modelo. Esta es una ruta de mejoramiento que han seguido los modelos de acreditación en otros lugares del mundo.

- El CNA como equipo de altísimo nivel debe recibir más apoyo y reconocimiento para hacer su labor de manera continuada y, a la vez, ser un faro que analiza y propone de manera permanente escenarios de futuro para la educación de calidad.

Creemos que el Ministerio de Educación se debe focalizar más en la promoción de la calidad y no desgastar sus funcionarios y presupuestos en los procesos de control y vigilancia. Hace algunos años contaba un rector de universidad, que fue a un concurso internacional con algún artefacto y allí estaba estampado el nombre de la Universidad con la leyenda: “institución vigilada por el Ministerio de Educación”, y el contertulio internacional dijo: debería decir “apoyada por el Ministerio de Educación”. Este cambio de perspectiva es fundamental.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés