.
Analistas 18/04/2019

La transformación digital en Colombia

Juan Carlos Montes Cadavid
Director General de ShiftPyC

La Transformación digital, un tema que está en boca de todos los sectores económicos y que se convierte en un argumento de todos los gobiernos de turno, en especial en la cartera del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, para demostrar resultados y hacernos ver que Colombia hace parte de la elite en el área de la tecnología en Latinoamérica.

Sin embargo la realidad está muy lejos de todos esos argumentos que nos exponen en temas de transformación digital. Así se demostró en el último foro de Transformación Digital, contexto y tendencias globales organizado por la Universidad del Rosario y el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina, donde se reveló que 50% de los hogares en Colombia no cuenta con conexión a Internet y 38% de las personas no usa la red de redes.

Es verdad que Colombia es un país geográficamente muy complicado y como lo referenció Valérie Gauthier, directora de Departamento de matemáticas aplicadas y ciencias de la computación de la Universidad del Rosario, “Colombia es un país que se encuentra sectorizado geográficamente y por esto es que resulta complejo que las facilidades de lo digital lleguen a todas las regiones”.

Sin embargo, aunque la geografía de nuestro país sea compleja, es claro que hoy las tecnologías son tan avanzadas que estas mismas facilitan desarrollar su infraestructura. Es así que aún en Colombia un ejemplo de que el avance de las tecnologías no es solo un tema de lo difícil del territorio, sino también de la voluntad de los actores del sector, es la suspensión de la televisión analógica, la cual según el plan desarrollado para la implementación de la TV digital era en 10 años realizar el apagón analógico, situación que se viene postergando en el tiempo.

Otro ejemplo de esta situación es lo que sucede con la infraestructura de las redes de telefonía y datos móviles, en las cuales aún existen una red 2G, sin contar que aún el mismo servicio sigue no siendo el más óptimo y aunque los mismos operadores han desarrollado planes de inversión para mejorar la infraestructura de este, ni se cubre la totalidad del territorio y los fallos en caída de llamadas, desconexión a internet y déficit en la velocidad de transferencia se siguen presentando.

A esto le sumamos el no permitir la llegada de nuevos actores al sector de las TIC, y de esta manera que la competencia beneficie al mismo consumidor, no solo en precios, sino también en todo el tema de infraestructura y cobertura. Sin embargo aunque la última Ley que se presentó ante el Congreso de la República, “Por la cual se moderniza el sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones -TIC”, cuenta con las mejoras intenciones, pero sigue siendo insuficiente en una verdadera modernización y cobertura en tecnología, que permita hablar de una real transformación digital.

Un verdadero marco que sea inclusivo con toda la población de Colombia, que haga realidad que el piso de banda ancha establecido por la CRC de 25Mbps sea realmente aplicable. Una ley que permita que pasemos de un 19% de internautas que compren por Internet a más de la mitad de la población del país.

Que contemos con más de 90% de hogares conectados a Internet y programas como “Vive Digital” sea así realmente un apoyo a la transformación digital del país y no una simple foto o una estadística de cumplimiento del Gobierno en turno.

Un verdadero marco regulatorio que permita que la rama judicial se modernice, permitiendo no ver más las montañas de expedientes en papel y que haya una verdadera sinergia entre las instituciones para disminuir la impunidad. Y este no solo es un ejemplo de la falta de tecnología, la cual se debe implementar en todas las ramas de gobierno, sino que también en cada una de las actividades económicas.

Un panorama que aunque es desalentador, se puede corregir con un claro compromiso de los actores de las Tecnologías, de la Información y las Comunicaciones (TIC). Sin embargo aunque no lo queramos aceptar, es mucho el terreno perdido para hablar de una verdadera transformación digital. Es así que actualmente esta realidad hace parte de lo descrito por nuestro Nobel de Literatura Gabriel García Márquez en sus libros. Por eso será que nuestra transformación digital es ¿una novela de realismo mágico?