Analistas

Se debe regular el fracking

GUARDAR

El Gobierno Nacional dio luz verde a la controvertida técnica de extracción petrolera “fracking”, o fracturación hidráulica, con el principal objetivo de aumentar las reservas de hidrocarburos (especialmente gas natural) del país. El recién posesionado ministro Tomás González, ayer en este diario y el viceministro Orlando Cabrales en varios medios, han explicado que la decisión se producía luego de dos años de un proceso de análisis riguroso, con bases científicas que sustentan la teoría. Lo que es necesario ahora es expedir un marco regulatorio, tanto técnico como ambiental,  para que en adelante la actividad  sea responsable. Está demostrado que debe haber restricciones y continua vigilancia para evitar un desastre medioambiental (ver resolución). 

La fracturación hidráulica consiste en perforar formaciones rocosas compactas a profundidades aproximadas de 2.500 metros, donde hay gas o petróleo de difícil o nulo acceso. Se produce una explosión controlada y se inyecta agua a alta presión, acompañada por un conjunto de químicos para generar una fractura en la roca y lograr el espacio necesario para generar la fluidez de los hidrocarburos a extraer. Por cada excavación se necesitan entre 4 y 28 millones de litros de agua, teniendo en cuenta que se puede hidrofracturar un pozo hasta 18 veces. (Ver video)

EE.UU. ha sido históricamente el mayor apostador de desarrollos tecnológicos para lograr una seguridad energética a través del impulso a los yacimientos no convencionales. Los críticos ambientalistas advierten sobre la posible contaminación del agua, fugas de metano y sismos, entre otros riesgos. Hay que decir que no todas las compañías petroleras son iguales, hay unas más responsables que otras. En países como  Francia y Bulgaria el fracking ha sido prohibido, a la vez que su desarrollo limitado en Alemania, Irlanda, Nueva Zelanda y Dinamarca, entre muchos otros que se encuentran en proceso como es el caso de Argentina. 

Científicos de la Universidad de Durhan en el Reino Unido, en una reciente investigación argumentaron que “el proceso para obtener gas, conocido como fracking, no representa una causa importante de terremotos. Encontraron que la mayoría de las fracturas generan la misma cantidad de energía que cuando alguien salta de una escalera”. No piensan lo mismo en Oklahoma, estado que  ha pasado del puesto 17 al 1 en EE.UU. en número de terremotos tras apostar por el fracking (ver informe).  En junio, el máximo tribunal de Nueva York reafirmó el derecho de los municipios Dryden y Middlefield  del estado  a prohibir la práctica dentro de sus circunscripciones. Allí no paran las protestas encabezadas por famosos ambientalistas como Yoko Ono y su hijo que invitan a más celebridades a seguir diciendo NO a la tecnología. (ver documental)

El primer ministro británico, David Cameron, insiste en que su país debe respaldar la técnica porque “genera miles de empleos y reduce las facturas de gas y electricidad”. En el resto de Europa hay un encendido debate. El Tribunal Constitucional de España rechazó que las Comunidades Autónomas puedan prohibir el fracking en su territorio cuando algunas regiones habían aprobado normas que impedían su desarrollo. En México el gobierno propuso la expropiación de terrenos para permitir la práctica para extraer gas en Nuevo León. En Argentina, los críticos consideran que el fracking, destruye el subsuelo y contagia el agua. Decenas de municipios han prohibido la instalación de pozos, declarándose libres de fracking.    

En 2012, la Contraloría emitió una función de advertencia al Ministerio del Medio Ambiente en la que alerta sobre los riesgos de la explotación por medio de fracking (ver informe Contraloría). Quién sabe si al nuevo contralor, Edgardo Maya, le vaya a interesar esta vigilancia o control del tema. Al nuevo Ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo le toca asumir la responsabilidad de vigilar y evitar los riesgos. Ojalá viaje a las regiones en cuestión y dialogue con las comunidades y empresas.

Ñapa: Increíble y preocupante observar la cantidad de foros y viajes que organiza y a los que asiste la Autoridad Nacional de Televisión. Hoy salen para España algunos funcionarios a un foro de Televisión Digital. Estamos volviendo a las épocas viajeras de la extinta Comisión Nacional de Televisión. Muchos viáticos y muy pocas decisiones regulatorias.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés