.
Analistas 10/09/2021

Nuevo aire para MinTIC

Jorge Hernán Peláez
Columnista y periodista de Al paredón del Diario LR

Luego de conocer ayer la renuncia de la ministra TIC Karen Abudinen, viene una etapa en donde el gobierno de Duque debe resolver múltiples problemas.

Primero, desde el equipo de Presidencia deben encargar a alguien de respeto en el sector, no a alguien que venga de la política. Se requiere rápido una solución al contrato de Centros Poblados con la ETB, pues está en proceso de perfeccionamiento y como dicen los abogados hasta que no esté firmado por ambas partes no hay nada en firme. Hay que resolver también quienes van a reemplazar las vacantes de secretaría general y otros puestos sensibles.

Hace un par de días, por ejemplo, en la CRC, sin el voto de la ministra, la entidad tomo decisión sobre el proceso de dominancia. Quien reemplace a Abudinen deberá estar el frente de las reglamentación y posibles medidas.

Ese es un punto no menor porque el operador dominante y sus competidores quedaron a la expectativa de la nueva realidad del mercado ante la decisión. La discusión jurídica será de muy alto nivel.

La licitación de radio comercial nunca despegó. La ANE entregó la lista de frecuencias hace semanas y MinTIC dejó empantar el proceso. Múltiples interesados quedaron viendo un chispero. Los interesados en defender el negocio actual, con las frecuencias como están, nuevamente lograron enredar las cosas. Nuevas emisoras veremos solo hasta el siguiente gobierno, si todo sale bien.

En el tema de despliegue de infraestructura hay una gran dificultad. Diversos municipios han establecido el cobro no justificado de un impuesto por concepto de alumbrado público a las compañías de telecomunicaciones, lo cual ha afectado su operación especialmente en el Norte del país. Esta situación ha dificultado las condiciones de implementación de infraestructura de telecomunicaciones y genera condiciones cuyo costo-beneficio resultan inviables. En la actualidad por cobro de impuestos se ha generado una afectación de aproximadamente 2,7 billones entre 2020 y lo corrido de 2021.

Los departamentos con mayor afectación por este impuesto son: Antioquia, Bolívar, Caldas, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Sucre, entre otros, destacándose la Costa Caribe con mayor número de municipios con esta afectación. Los municipios más afectados en Sucre son: Santiago de Tolú, ToluViejo, San Juan de Betulia, Colosó y Galeras.

Lo anterior genera que se deba evaluar en algunos de los municipios la opción de instalar más y mejor infraestructura o no hacerlo. En este sentido, es importante que se dé un mutuo beneficio y sea acorde a las utilidades que generan las compañías en dichos territorios y evitar excesos en tributación. Es de suma importancia completar de manera óptima el despliegue de cobertura 4G en todo el país, sin dejar de lado la llegada de la 5G que traerá más velocidad. La realidad actual es que los pilotos de 5G con todos los operadores van en eso, son solo pilotos. A este ritmo quien sabe cuándo habrá una nueva subasta de espectro.

Esto también perjudica a las entidades territoriales y a la ciudadanía, limita el avance del despliegue tecnológico que permita generar empleo local, mejorar conectividad y llevar adelante iniciativas de transformación digital en beneficio de la ciudadanía. Panorama duro, independiente de quien llegue.