Llevamos ya, 15 días desde que se dio inicio al confinamiento nacional; aún las noticias no son las que queremos escuchar, aún no hay cura para el virus y la incertidumbre está allí, en los hogares colombianos.

Titulares como “América latina se enfrenta a la recesión más profunda en más de medio siglo” o “Se desata batalla entre países por respiradores y tapabocas”, orientan a pensar que la salud pública para evitar el contagio del Covid-19 y la lucha por evitar la crisis económica en gran escala, son la agenda que rige en este momento las políticas públicas del Gobierno Nacional y de las entidades territoriales.

Pero no todo es malo, el gobierno de Corea del Sur ha manifestado su apoyo a Colombia para luchar contra el Covid-19. Este país ha sido uno de los más eficientes en el manejo de la pandemia; el Gobierno Nacional anuncio que había conseguido con laboratorios Abbott 1,049 millones de muestras adicionales para detectar el coronavirus. Buenas nuevas, basadas en el liderazgo del presidente Duque.

Manejar una crisis como la que vive Colombia en este momento, es algo sin precedentes en nuestro país, nunca ningún gobierno había tenido que afrontar algo similar, no existe referente al respecto. Es por eso que, al tomar la decisión de cerrar las fronteras, el presidente Duque demostró qué había control y mandó en el manejo de la compleja situación.

Todo el Gobierno Nacional ha venido haciendo un esfuerzo muy grande; en tan pocos días, se han expedido 18 actos administrativos y 28 decretos ley, más de 46 normas y sumando. Los decretos para el ciudadano obran como Leyes que de haberse tramitado en el Congreso de la República se hubieran demorado por lo menos una legislatura.

La complejidad de estas normas genera en ocasiones críticas y cuestionamientos, todo será zanjado por la Corte Constitucional, quien realiza el control respectivo de constitucionalidad, y con el control político que se dé algún día, cuando el Congreso vuelva a sesionar.

El Gobierno ha buscado atacar todos los frentes: salud, economía, temas sociales, orden público, organización de la administración pública, asuntos tributarios entre otros temas, y ha coordinado de manera estratégica, con la mayor eficiencia el Estado de excepción invocado; aprovechando al máximo el periodo de tiempo del Estado de emergencia económica, social y ecológica decretado.

Duque ha demostrado que tiene un buen equipo de trabajo, que tiene gobierno y funcionarios muy competentes, y que él, es el presidente y es el líder del Gobierno. Ha sido humilde en la toma de las decisiones complejas relacionadas con el coronavirus, ha promovido el diálogo con todos los sectores, incluyendo la oposición liderada por el senador Gustavo Petro, con quien tuvo una charla bastante promocionada.

Duque ha demostrado tener ascendencia sobre casi todas las autoridades locales, ha escuchado sus propuestas y ha buscado hacerlas realidad, de allí el respaldo que Asocapitales, la Federación Nacional de Departamentos y la Federación Colombiana de Municipios le han brindado recientemente por las decisiones tomadas para atender la pandemia. Si sigue así, podrá demostrar que es el líder que el país requiere en estos días difíciles.