.
Analistas 13/03/2021

Propuestas de fondo

Gustavo Moreno Montalvo
Consultor independiente

Fedesarrollo, dirigida por Luis Fernando Mejía, ha propuesto un conjunto de reformas para crecer, generar empleo formal, reducir la desigualdad y la pobreza, y proteger a la vejez desamparada. La fórmula aborda lo fiscal, lo laboral y lo social. Recomienda revisar los regímenes tributarios preferenciales y suprimir la práctica de descontar del impuesto de renta los municipales de industria y comercio; además propone aumentar la tarifa del impuesto sobre los dividendos, ampliar la base de aportantes al impuesto sobre la renta, de manera que se construya una cultura importante de relación entre población y Estado. Además plantea fórmulas prudentes para ampliar la base del IVA.

Quizá lo más interesante es la propuesta para reducir los costos de generar empleo formal, con un esquema muy moderado para aumentar los aportes de los trabajadores a los servicios de salud y la flexibilización de los aportes para pensiones. Habría un seguro de desempleo para los trabajadores que devenguen entre 1 y 1,5 salarios mínimos, un esquema progresivo para el aporte a las cajas de compensación, y mayor proporción de población debajo de la línea de pobreza con beneficio de devolución de IVA, y establecería un esquema más sencillo y generoso para proteger a la vejez desamparada.

Tiene elementos discutibles: así, sugiere mantener por un tiempo la tarifa del impuesto a las sociedades y establecer impuesto al patrimonio “por una sola vez”. Estas iniciativas son inconvenientes, pues el impuesto sobre la renta para sociedades hoy es muy elevado en comparación con lo prevalente en el ámbito internacional, y el impuesto al patrimonio no tiene sentido, pues el patrimonio bruto es reflejo de expectativas de renta futura; este gravamen es, en últimas, doble tributación sobre renta. Además no se aborda la necesidad de revisar la Dian, cuyos procesos y estructura pueden ser obstáculo para el logro de los ingresos que pronostican los modelos usados para simular el impacto fiscal de las reformas.

Tampoco recoge la necesidad ética de calificar la evasión como delito. Sin embargo, la iniciativa, fruto del trabajo concertado del Director de la institución y el reputado economista Eduardo Lora, cobija asuntos críticos. En Latinoamérica es muy gravoso generar empleo formal, por lo cual la informalidad excede la mitad de la población económicamente activa, con consecuencias catastróficas a largo plazo. Las propuestas en materia laboral cuadran con las realidades del mundo actual. La globalización es condición social irrevocable, que no se va a suprimir con restricciones al libre comercio. Hay que adecuarse a las circunstancias para florecer.

El trabajo refleja la apreciación de la comunidad de economistas responsables, preocupados por el impacto de la emergencia sanitaria, que contrajo el ingreso y aumentó la deuda pública, pero se queda corto: la prioridad debe ser mejorar en forma significativa la calidad del gasto público, para que las perspectivas de la economía y la sociedad permitan mayor deuda. Esto implica repensar los procesos públicos básicos para producir normas, juzgar hechos frente a las normas, y administrar lo público. No habrá solución sostenible sin incrementos significativos en productividad, como ha sostenido Rudolf Hommes. Para lograrlos se necesita un Estado bien armado y eficiente, con articulación apropiada entre lo local, lo regional y lo nacional.