Analistas

Puntos de encuentro

GUARDAR

Guillermo Cáez Gómez

El pasado martes se generó una polémica por la comunicación que la Andi, en cabeza de Bruce Mac Master, radicó en el Congreso de la República, en cuyo contenido se opone a los proyectos de ley que se están tramitando y que se han agrupado en lo que se ha llamado “ley de pagos justos”. A esta carta reaccionó Mauricio Toro - representante a la Cámara por Bogotá y ponente de uno de los tres proyectos que actualmente se tramitan- asegurando que la Andi estaba tratando de confundir con argumentos que, a su juicio, no cuentan con respaldo suficiente para justificar que se deban archivar las iniciativas legislativas.

Es cierto que son pocas las experiencias internacionales que existen sobre la materia y que la poca evidencia no nos permite tener conclusiones lo suficientemente contundentes para afirmar la inconveniencia del proyecto de ley, lo que no puede detener la búsqueda del equilibrio de la balanza que nos lleve al crecimiento empresarial de la micro, pequeña y mediana empresa del país, así como dinamizar el mercado para las grandes corporaciones.

Soy del criterio de que este tipo de intervenciones de regulación de mercados deben mantenerse en el mínimo posible y, si se dan, no pueden convertirse en una limitación a la libertad de empresa, efecto que no lleva consigo este tipo de iniciativas, pues lo que busca, por el contrario, es limitar el ejercicio de la autonomía empresarial sin afectar de modo alguno el ejercicio libre de la empresa. Es por eso que esta columna busca tratar de ejercer como vaso comunicador entre la Andi y los emprendedores (representados por Asec), quienes de forma conjunta podemos generar el modelo con el que se logre dar el dinamismo que de un extremo a otro queremos dar a la economía del país.

Desde la Asociación de Emprendedores de Colombia (Asec), por convicción, creemos que podemos construir de manera conjunta y no quedarnos estáticos en posiciones que no aportan en nada al debate ni al crecimiento de las empresas. Podemos aprender del modelo chileno y la experiencia que desde Asech (Asociación de Emprendedores de Chile) han logrado recoger en lo que fue en ese país el gran consenso para la ley de pago a treinta días y los efectos hasta la fecha; esa evidencia cercana nos puede servir de guía para lograr cambios que verdaderamente incidan en el crecimiento de las pequeñas, medianas y grandes empresas del país y, con esto, generar el camino adecuado para la creación de verdaderas compañías con la capacidad de generación de empleo, en lugar de empresas que viven apagando incendios por la falta de una política pública orientada a tener mejores condiciones.

Una de las primeras decisiones -a pesar del trámite que se está realizando en el Congreso- es alejar la discusión de lo político y llevarlo a lo técnico, para que de esa concertación entre el gremio de la gran industria y el de los emprendedores surjan los acuerdos necesarios para llevar a buen término el impulso al tejido empresarial colombiano en todas sus etapas y no (tal como está pasando hoy) condenar al fracaso una iniciativa que seguramente podrá nutrirse y fortalecerse para que se genere la dinámica que requiere la economía del país. Es por esto que, como presidente de Asec, aprovecho este espacio para invitar a Bruce Mac Master, en su calidad de presidente de la Andi, a que busquemos los espacios para generar una conversación entre los dos gremios que nos permita generar los puntos de encuentro que lleven al equilibrio de la balanza empresarial en el país. Señor Mac Master, ¿acepta nuestra invitación?

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés